Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

28 de Mayo, 2014

"La 'Generación Y' de los Impuestos" por Andrés Isla

Hemos estado presenciando la partida del querido FUT, que forma parte de la contabilidad actual y que nos ha acompañado por casi 3 décadas. Este registro, a veces poco entendido, revisado por asesores de empresas, dueños de compañías, fiel compañero de los equipos contables y, por cierto, analizado por la autoridad tributaria y el aparato gubernamental de turno.

Estamos presenciando el fin de un ciclo, que ha acompañado el desarrollo de nuestra economía de finales del siglo pasado y comienzos de este.

Pero como todo va cambiando, la normativa tributaria no puede quedar ajena a esta realidad y estamos dando paso a una nueva era, a la "generación Y" de los impuestos, que como toda cosa nueva, está ahora en una etapa de entendimiento, de desarrollo, de análisis de los expertos y asesores de la plaza. En ese contexto, me he encontrado con que esta nueva generación nos presenta en gloria y majestad nuevos controles o registros con los que debemos comenzar a recorrer este largo camino.

Por mencionar algunos, tenemos el registro de rentas atribuidas propias, control de rentas de terceros, registro de rentas exentas, libro de diferencias temporales, control de retiros o distribución de utilidades y también mantener a nuestro viejo y querido amigo, el FUT, con todas las utilidades que queden acumuladas al 31 de diciembre de 2016, fecha pensada para su partida.

Desde esta tribuna quiero sugerir a los dueños de empresas, sobre todo del mundo no regulado, a los equipos contables, y a los asesores en general, que se preparen, tanto en sus conocimientos como en sus sistemas de contabilidad, para incorporar a esta nueva generación de registros, a esta generación "Y" de los impuestos. Y que también, por supuesto, le dejen un espacio, por pequeño que sea, a nuestro ahora viejo, pero buen amigo FUT, hasta que la última vela se apague.

Fuente: Diario Estrategia