Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

10 de Junio, 2014

"El código de un buen gobierno corporativo" por Rubén López

Sepa cuáles son las herramientas que deben tomar en cuenta los directorios para tener compañías centradas en sus objetivos.

Se acaban de cumplir dos años desde que la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) lanzó la normativa 341 que establecía la autoevaluación por parte de las empresas de sus prácticas de gobiernos corporativos. En este contexto, es interesante hacer un análisis respecto de cómo las compañías pueden aplicar de forma efectiva elementos positivos en este aspecto.

En esta columna me referiré a un “código del buen gobierno corporativo”, donde explicaré algunas herramientas que pueden tomar en cuenta los directorios para avanzar hacia compañías más afianzadas y centradas hacia los objetivos que se proponen.

Un buen gobierno corporativo debe estar centrado en tres elementos clave: visión, misión y valores. En primer lugar, la visión quiere decir que el directorio debe determinar con claridad en qué dirección va la empresa, cuál es el futuro de la compañía y el objetivo central que quiere alcanzar. Esto es fundamental, porque todas las acciones y decisiones estarán relacionadas con este punto.

El segundo elemento, la misión, tiene estrecha relación con lo anterior. Se refiere a que los miembros del directorio deben determinar con detalle lo que “se debe hacer” para alcanzar lo establecido en la visión. Para esto los directorios deben asegurar, entre otras cosas, que existan los recursos financieros y humanos necesarios para alcanzar los objetivos de la compañía.

Pero los dos puntos anteriores no pueden prescindir del tercero: los valores. Éstos son los fundamentos en los que se basa la empresa, los cuales deben ser respetados en cada acción y decisión que se adopte en el camino que se recorra para alcanzar el objetivo planteado en la visión. Los valores guían a la compañía.

El rol del directorio en el establecimiento de estos elementos es fundamental y para ello el liderazgo es clave. Por lo anterior, en cada una de las reuniones se deben establecer objetivos estratégicos y hacer revisiones constantes de los avances alcanzados, con la información necesaria y actualizada para cada uno de los miembros participantes. De esta forma, las compañías podrán contar con directorios orientados a los resultados y al éxito de sus empresas.

Fuente: El Mercurio Inversiones