Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

11 de Noviembre, 2013

“¿De qué nos vamos a arrepentir en materia de gobierno corporativo?”, por Alberto Etchegaray, presidente de BOARD

Hace algunos años un profesor de la Universidad de Princeton realizó una provocadora ponencia: “¿Qué nos reprocharán futuras generaciones a nosotros?” Su hipótesis central era que, lo que hoy nos avergonzaría, en un pasado no tan lejano se calificaban transversalmente como prácticas sociales evidentes y naturales. Ponía como ejemplo el que se considerara un derecho de maridos y padres golpear a sus mujeres o hijos; que la homosexualidad fuese una conducta que implicaba sanción de horca; o que se prohibiera votar a las mujeres.

Pues bien, para esta edición aniversario del Diario Financiero me piden comentar cuales serían los principales desafíos que enfrenta el gobierno corporativo de las empresas chilenas en los próximos 25 años. 0 dicho de otra manera: ¿Qué prácticas de gobierno corporativo nos van a avergonzar en 25 años más? Y la respuesta no es tan obvia porque Chile, después de los múltiples ajustes legales que se han venido haciendo en los últimos años, incluyendo los necesarios para cumplir con los requerimientos de la OECD, cuenta hoy con un adecuado conjunto de reglas de gobierno corporativo que no difiere sustancialmente de los existentes en mercados más sofisticados. Así por ejemplo, los estándares de protección a los minoritarios, de divulgación de información al mercado o de responsabilidad de los directores son similares a los que existen en otras partes del mundo.

Con todo, justo ahora que se cumplen un poco más de cinco años de la gran crisis financiera mundial, una de las lecciones más importantes es que el riesgo es una variable que siempre está presente en los mercados. Por eso los mercados financieros más competitivos son aquellos que, para acotar ese riesgo, cuentan con una equilibrada ecuación: organismos fiscalizadores empoderados para supervisar, directorios y administraciones que asumen en plenitud la obligación de su mandato fiduciario, y accionistas vigilantes. Es decir, el ABC del buen gobierno corporativo.

¿Cómo está Chile en esa ecuación? Para esos efectos es muy útil el reciente Informe de Competitividad del World Economic Forum y destacar que de los indicadores en que más mejoró Chile en es el de “Supervisión del Mercado Financiero”, subiendo más de 50 lugares entre los países que participan en el Índice. Es bien probable que la buena evaluación de este año esté influenciada por la reacción de la SVS fiscalizando casos emblemáticos en materia de gobierno corporativo, pero a ello hay que sumar además el creciente rol de monitoreo que están desempeñando los directorios, los inversionistas institucionales y otros agentes del mercado en materias de transparencia y buenas prácticas de gobierno corporativo.

¿Y cuáles serían las materias a mejorar? Si tuviera que ponerme en el rol pitoniso me parece que los futuros desafíos de gobierno corporativo van a ir asociados a dos viejos conocidos: (1) mayor transparencia en las remuneraciones individual de ejecutivos principales y (2) mayorés exigencias al Comité de Directores en su rol específico de supervisión, hasta transformarlo en un genuino Comité de Auditoría.

Fuente: Diario Financiero