Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

6 de Julio, 2014

Desaceleración y cautela, las visiones del primer semestre

Un ambiente de cautela y una confirmación de la desaceleración económica es la que aprecian actores locales transcurrida la primera parte del año, marcada por la Reforma Tributaria, la cual ha generado una especie de statu quo.

Eduardo Abuauad, gerente general de Essbio, considera que nuestro país tiene una estabilidad que es atractiva para la inversión. "Las reformas que se están impulsando son necesarias y tenemos caminos institucionales para llevarlas a buen puerto. Sin embargo, tenemos falencias que son estructurales y que debemos abordar con urgencia para retomar el crecimiento. Sólo por mencionar algunas, tenemos electricidad y combustibles caros que nos restan competitividad, tenemos limitaciones en capital humano que nos afectan la productividad, y esto ocurre porque de fuera nos vemos como una región poco atractiva para emprender y para vivir.

Estima que la contingencia de las reformas en discusión está opacando una tarea más amplia y que es estratégica para el desarrollo. "Necesitamos nuevas ideas para construir desde todo lo bueno que hemos avanzado hasta ahora".

Señaló que "nosotros somos el barómetro del crecimiento de las ciudades en la zona centro sur del país. Estamos viendo un crecimiento urbano importante en capitales regionales y ciudades intermedias. Nuestros servicios dan sustentabilidad a ese crecimiento urbano y estamos con una agenda de inversiones intensa, tanto para infraestructura nueva como para ampliar capacidad. Esta es una tendencia que no vemos que sea pasajera".

Manifestó que los problemas de la Región son los problemas del país, más aspectos locales que se deben abordar. "En particular vemos que parte de la industria tradicional de la Región está con problemas. Ha sido un desafío para muchas industrias competir en un mundo global estando tan lejos del mundo. Y depender demasiado de esta industria tradicional nos afecta. Por otro lado, pese a que tenemos buena infraestructura para nuevas inversiones, tenemos costos muy altos en energía y otros".

Añadió que se vienen escuchando voces de alerta sobre esto desde antes del terremoto de 2010. "Tenemos que repensar el futuro de la Región, o gestionarlo, pues hoy estamos haciendo prácticamente lo mismo que hace 10 ó 15 años. Nosotros estamos disponibles para aportar ideas y colaborar por el desarrollo de la Región y vemos que el intendente y su equipo se han propuesto liderar una nueva ruta. Creo que el punto de partida para mejorar nuestra proyección como región es sentarse a compartir ideas desde acá y no esperar a que vengan de afuera a solucionarnos todo".

Eso exige, acotó, que las empresas, especialmente industriales, que tienen operación en la Región, vuelquen su interés por el desarrollo local. Esta región tiene una paradoja que es muy cruel. Mientras producimos una buena parte del PIB industrial nacional convivimos con una porfiada pobreza. Cambiar eso es un problema de todos.

NADA CLARO

José Miguel Stegmeier, director de la Sociedad Nacional de Agricultura, manifestó su preocupación, porque no ven nada claro. Hay un número importante de reformas, como la tributaria, que afectan directamente a los agricultores.

Agregó que cuando se ve un freno económico del país "uno espera de las autoridades proactividad en eso. Se aprecia que las autoridades están proponiendo una nrnhionto ripernnfinn7n m4c que de confianza y eso nos preocupa mucho. El sector privado ha tratado de hacer sus cosas, se ha juntado con las autoridades, pero hasta el día de hoy ha sido un diálogo de sordos".

Aseveró que han sido escuchados, pero no se ha recogido lo que han planteado y lo ve con mayor inquietud cuando lo dicen los especialistas importantes que están criticando los modelos de cambio que se están promoviendo. "Como humildes agricultores de este país, vemos con intranquilidad que no está conversando adecuadamente".

Para los próximos meses que vienen, Stegmeier planteó dos visiones, una desde el desarrollo comercial que se está produciendo con los alimentos que es muy potente, con un tipo de cambio que favorece, pero no existe una sintonía con las autoridades más importantes, sobre todo las económicas, pero sí lo han visto con las de Agricultura, con cuyo ministro (Carlos Furche) están trabajando en varios programas.

Sin embargo, ve un entraba-miento en áreas que van más allá de las sectoriales, como Hacienda que "nos está fallando". "El resto del año se vislumbra con una discusión con mayor conocimiento de causa, con respecto a los cambios que espero se construyan en conjunto y así tanto los productores como los autoridades y los políticos logremos un acuerdo que signifique aportar a la causa y no restar", remarcó.

PROYECTOS

Para el presidente regional de Corma, Jorge Serón, este año se ve bastante estable en relación a lo que fue 2013. Al menos para el primer semestre de este ario, el sector forestal, dijo, no posee grandes proyectos, aunque sí tiene iniciativas muy relevantes que se debieran estar materializándose el próximo ario, como en la industria de tableros y otros en el ámbito de la generación de biomasa.

Descartó que este sea un año plano para su sector, pues "hemos tenido la recuperación de algunos mercados, en especial el de Estados Unidos, que está empezando a generar una reactivación de ciertas áreas de nuestras exportaciones, que se han visto equilibradas de acuerdo a que los impactos que esperábamos de las plantas de celulosa, por ejemplo, en Uruguay, no se han visto".

Según el dirigente, se aprecia un repunte en el área de construcción de viviendas en el país norteamericano, con lo cual comienza a generar efectos en la industria manufacturera local, gracias a que se están logrando cifras similares a las que había antes de la crisis subprime.

CAUSAS

Andrés Arriagada, presidente de Aitue, estima que de acuerdo a la perspectiva económica y lo que respecta a su sector, se aprecia la desaceleración, producida por dos grandes causas. Una es un proceso que el país traía por las condiciones internacionales e in temas y, segundo, sobre todo por el grado de incertidumbre por las reformas que el gobierno está tratando de llevar a cabo. Sobre este punto, "observamos que existen muchas incógnitas de cómo van a afectar todos estos cambios tanto en el campo político como el económico. Esto agravado por un clima que se ha generado, de mucha desconfianza y confrontación, que es el peor de los síntomas que tiene preocupado a todo el mundo".

Añadió que desde la óptica empresarial se debe respetar que existe un gobierno que tiene el derecho legítimo para llevar adelante sus programas, pero hay un cuestionamiento a la forma más que al fondo de las cosas, pues lo mismo se puede lograr generando grandes acuerdos entendiendo que en la discrepancia está la riqueza, pero desarrollándolo en forma distinta.

Respecto al futuro, Arriagada planteó mesura y análisis. Los proyectos que existen hoy hay que terminarlos, pero hay que ver la realidad no sólo por lo que está ocurriendo hoy, sino que hay que estar pendiente si la demanda está en comprar bienes raíces, pues "estamos a punto de enfrentar una reforma que afecta directamente las condiciones al cliente con la incorporación del IVA y por ende del encarecimiento del sector público. Por lo tanto, debemos ser cautelosos en la toma de decisiones".

No obstante, dijo que el rol de la empresa es social y como Aitue cada vez que han debido enfrentar momentos difíciles, por la economía o el terremoto, han generado los procesos de mayor innovación y cambio, pues entienden que en momentos de dificultades la empresa debe ponerse creativa para generar desarrollo.

APOYO A LA INDUSTRIA

Roberto Vega, gerente general de Laboratorio Pasteur y presidente de Asexma Bío Bío, dijo estar muy preocupado por la Región pues ven que las empresas e industrias manufactureras tienden a desaparecer y que en su época crecieron gracias al apoyo de Corfo y que hoy eso no existe, sobre todo desde hace 4 arios hasta hoy.

Sostuvo que lo único que se aprecia hoy es una zona que produce sólo materias primas, que vienen del área forestal o acuícola.

Lo que "sí vemos es que hay un gobierno nuevo que está tomando medidas y haciendo tareas, no como los antiguos gobiernos que el primer año lo tomaban para ver el trabajo que harían, dos años para trabajar y el último para buscar trabajo porque no seguirían gobernando. Este por lo menos está haciendo cosas, bien o mal, cada cual tiene su posición".

Vega mostró su esperanza que esta administración se preocupe de la industria nacional, pues eso hoy no existe, ya que se prioriza al producto importado, pagando la utilidad y la previsión a los trabajadores extranjeros. "No hay una defensa y ni un apoyo a la industria nacional en especial en regiones", subrayó. Incluso por medio de Asexma se solicitará ese apoyo.

Por lo mismo, si bien no se opone a la llegada de empresas internacionales, éstas lo deben hacer pero generando empleo, ya que vemos que una ciudad, como Concepción, de donde salen muchos profesionales, éstos se van porque acá no hay opciones.

FIN DEL CICLO

Claudio Parés Bengoechea, profesor asistente del Departamento de Economía de la Universidad de Concepción, estima que este semestre se ha ido consolidando lo que se esperaba desde el año pasa do: el fin de la parte "ascendente" del ciclo económico. Tras la crisis subprime vino el terremoto en Chile y el cambio de parámetro de la política fiscal estructural. Todo eso se conjugó para tener cuatro años de "vacas gordas".

"Pero lo anterior se acabó. La situación china ha hecho caer el precio del cobre y, con ello, nuestras exportaciones. EE.UU. y Europa comienzan a recuperarse por lo que los capitales que vinieron al país durante la crisis comienzan a retornar a esas economías y no tenemos una matriz exportadora lo suficientemente amplia como para aprovechar el alza en el tipo de cambio produciendo nuevos bienes para nuevos compradores".

Indicó que, además, la Reforma Tributaria se presenta como alternativa para financiar no sólo la educación, sino también la vuelta a la política de balance estructural, lo que debería volver a "tirar las riendas" de la economía para estabilizar la tasa de crecimiento en niveles menores a los que hemos visto los últimos arios.

Cree que lo importante aquí es intentar una mirada de plazo un poco más largo que el habitual. "Pensar en nuestra matriz exportadora, el ritmo de crecimiento al que aspiramos y los costos que nos puede generar cada alternativa en términos sociales. No hemos mirado al mercado laboral aún, que genera cada vez más ruido. No nos hemos puesto a pensar en serio el tema energético ni ambiental, que será clave los próximos 20 ó 30 arios. Algo hemos avanzado, pero nos falta levantar la vista para proyectar al país no sólo al 2015, sino al 2020, 2030 ó 2050", apuntó.

ESPERABLE

Para Horacio Bustos, socio de Ernst & Young, los primeros seis meses del año han mostrado una disminución de la actividad económica. Es esperable que la tendencia continúe en el segundo semestre.

En el mercado nacional hay incertidumbre y cautela. "Diría que mientras no se despejen las interrogantes que traen las reformas, que a mi juicio cubren demasiados aspectos en muchas áreas de los negocios, la inversión e incluso el consumo seguirán mostrando un comportamiento débil", dijo.

Para la Región, declaró, lamentablemente se ve un panorama similar. "Creo que en un tiempo no tan lejano el Estado va a tener que tomar medidas que estimulen más la inversión, el ahorro y el empleo".

La Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) espera que en los próximos seis meses se terminen de constituir los organismos que la Ley de Pesca publicada el 9 de febrero de 2013 establece, para que esta entre a regir plenamente, expresó el presidente, Luis Felipe Moncada.

"Poniéndose en práctica los criterios de conservación de los recursos pesqueros y la participación de los actores para su recuperación, garantizando así la sustentabilidad de la actividad pesquera, las fuentes de empleo y el desarrollo económico de la Región y el país", remarcó.

FRENAZO

Juan Alberto Arancibia, gerente general de Puerto Lirquén, señaló que se puede notar una disminución en el optimismo, que se pude apreciar en los clientes y contratistas. "Hay una sensación de incertidumbre y eso de alguna manera ha terminado afectando nuestro crecimiento. Eso a nivel general, es común nuestro diagnóstico que nos pegamos un frenazo y eso se está notando, no sólo en nuestra Región, pero sí en la Quinta a nivel portuario, donde hay un desaceleración", evaluó. A nivel de la empresa que encabeza, adelantó que tendrán un crecimiento en carga de 5%, que en términos generales tiene que ver con un año pasado bajo que con un boom de este año y se vislumbra que lo que queda del ario se irá diluyendo para terminar en términos de volúmenes similares a los de 2013.

Como esta Región tiene muy pocas importaciones de consumo masivo, lo primero se resiente, cuando hay una baja económica, es el bajo consumo.

A mayor incertidumbre hay cautela en las inversiones, que es probablemente lo que esté afectado a la Región.
Recuadro :
Representantes del sector pesquero, agricultura, forestal y económico entregaron su visión de lo que viene para 2014.

"Las reformas que se están impulsando son necesarias y tenemos caminos institucionales para llevarlas a buen puerto. Sin embargo, tenemos falencias que son estructurales y que debemos abordar con urgencia para retomar el crecimiento. Sólo por mencionar algunas, tenemos electricidad y combustibles caros".

Eduardo Abuauad, gerente general de Essbio

"Observamos que existen muchas incógnitas de cómo van a afectar todos estos cambios tanto en el campo político como el económico. Esto agravado por un clima que se ha generado, de mucha desconfianza y confrontación, que es el peor de los síntomas que tiene preocupado a todo el mundo".

Andrés Arriagada, presidente de Aitue

"Hay una sensación de incertidumbre y eso de alguna manera ha terminado afectando nuestro crecimiento. Eso a nivel general, es común nuestro diagnóstico que nos pegamos un frenazo y eso se está notando, no sólo en nuestra Región, pero sí en la Quinta a nivel portuario, donde hay un desaceleración".

Juan Alberto Arancibia, gerente general de Puerto Lirquén

Situación de retroceso económico se viene arrastrando desde el año pasado. Mientras no se resuelva la Reforma Tributaria, situación será de incertidumbre.

“EE.UU. y Europa comienzan a recuperarse por lo que los capitales que vinieron al país durante la crisis comienzan a retomar a esas economías y no tenemos una matriz exportadora lo suficientemente amplia como para aprovechar el alza en el tipo de cambio produciendo nuevos bienes para nuevos compradores".

Chucho Parés, profesor asistente del Departamento de Economía UdeC

Hemos tenido la recuperación de algunos mercados, en especial el de Estados Unidos, que está empezando a generar una reactivación de ciertas áreas de nuestras exportaciones, que se han visto equilibradas de acuerdo a que los impactos que esperábamos de las plantas de celulosa, por ejemplo, en Uruguay, no se han visto".

Jorge Serón, presidente de Corma Bío Bío

“Uno espera de las autoridades proactividad en esa Se aprecia que las autoridades están proponiendo una ambiente de desconfianza más que de confianza y eso nos preocupa mucho. El sector privado ha tratado de hacer sus cosas, se ha juntado con las autoridades, pero hasta el día de hoy ha sido un diálogo de sordos".

José Miguel Stegmeier, director de la Sociedad Nacional de Agricultura

“Sí vemos es que hay un gobierno nuevo que está tomando medidas y haciendo tareas, no como los antiguos gobiernos que el primer año lo tomaban para ver el trabajo que harían, dos años para trabajar y el último para buscar trabajo porque no seguirían gobernando. Éste por lo menos está haciendo cosas".

Roberto Vega, gerente general de Laboratorio Pasteur

Fuente: Diario El Sur