Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

29 de Julio, 2014

"Reforma Tributaria y Utilidades Líquidas" por José Paredes

Tras ser aprobada, la Reforma Tributaria afectara fuertemente las utilidades liquidas de las sociedades, debido al efecto que producirá el reconocimiento de la nueva tasa de impuestos en los tributos diferidos.

En los estados financieros están reconocidos, a través de estos impuestos , las diferencias temporales producidas al valorizar activos, pasivos y resultados de las empresas, utilizando las normas contables vs. Las tributarias. Estas diferencias temporales están registradas con tasa del 20%. La Reforma Tributaria contempla una tasa del 21% para el año 2014, 22,5% para 2015, 24% para 2016 y 25% a partir del año 2017. Al aprobarse el proyecto, las empresas deberán determinar en qué año serán reversadas estas diferencias temporales, registradas en los estados financieros y, por lo tanto, a qué tasa se reversará cada una de estas diferencias temporales registradas.

El efecto que producirá, en los impuestos diferidos, el diferencial de tasa -20% vs. la nueva tasa que le corresponda- se deberá reconocer en los estados financieros del año 2014 independiente del año en que dichas diferencias temporales serán reversadas. En otras palabras, los activos y pasivos por impuestos diferidos previamente reconocidos en los estados financieros, cuando se apruebe la Reforma Tributaria, se verán incrementados en un 1%; 2,5%; 4% y/o 5%, dependiendo del año en que dichas diferencias serán reversadas, con cargo o abono a los resultados del ejercicio. Esto significa que las empresas, antes de comenzar a pagar sus impuestos con la nueva reforma, deberán reconocer en los resultados del ejercicio 2014 el efecto del cambio de tasa y, por ende, afectar la utilidad liquida distribuible del ejercicio.

Fuente: Diario Estrategia