Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

25 de Agosto, 2014

Un énfasis en procesos rápidos y sencillos se apodera del globo

Reducir la probabilidad de falsificación, ahorro de papel y una mayor eficiencia en procesos administrativos. Son sólo algunas de las consecuencias de la implementación de la factura electrónica, instrumento que ha sido implantando en varios países del mundo y que en el corto plazo estará desarrollándose con fuerza en la región.

Si bien, los primeros antecedentes de implementación de facturación electrónica en América Latina se dieron en nuestro país en 2003, "quien tomo como base la práctica española. Chile hoy cuenta con un modelo mucho más avanzado distanciándose de su referente, mismo escenario se da en el modelo brasileño que dada su compleja estnictura tributaria ha tenido que desarrollar un modelo más robusto y complejo", dice Bernardo Marchant, socio de Consultoría Tributaria de EY. A pesar de ello. hay otros del continente que siguieron los pasos de Chile y han conseguido crecer de forma rápida y robusta como es el caso de Colombia y

México. En el caso del país cafetero, la principal causa que fomentó su implementación fue la entrada en vigencia de la llamada "Ley Antitrámites", que empezó a regir en 2005. Con ello se dio un impulso a la factura electrónica, señalando que para todos los efectos legales, la misma podría expedirse, aceptarse, archivarse y en general llevarse, usando cualquier tipo de tecnología disponible, siempre y cuando se cumpliera con usar adelantos que garantizaran su autenticidad e integridad desde la expedición hasta la conservación.

En tanto, en Argentina la autorización de contribuyentes para realizar solicitudes de autorización de emisión de comprobantes electrónicos comenzó el 16 de enero de 2006, de manera opcional. La adhesión voluntaria se realizaba a través del sitio web de la AFIP. Ese mismo año empezó un proceso similar en Brasil.

"En Latinoamérica todos los otros países que cuentan con una legislación de factura electrónica (Venezuela se excluye) se han visto influenciados por los modelos de Chile y Brasil. Adicionalmente, México, Brasil, Argentina y Chile han incorporado en su legislación el uso obligatorio de la factura electrónica. En Europa Dinamarca es el líder en el sector público, acompañado por España, Francia, Reino Unido, Alemania, Finlandia, República Checa e Italia", señala Marchant.

Factura electrónica en el mundo

Si bien, en un inicio la adopción de factura electrónica y soluciones de automatización de procesos en Estados Unidos se limitaba a las grandes empresas, desde 2010 parece haber una mayor conciencia respecto a la eficiencia de costos y la facilidad de mantención que presentan estos modelos. Además del valor agregado que entrega a los clientes y proveedores. A partir de ese año cambió la curva en que predominaban las transacciones en papel, para que la digital tuviera un auge. "A nivel mundial la Factura Electrónica es una realidad, en américa casi la totalidad de los países han iniciado proyectos de esta naturaleza al amparo del CIAT, OCDE, BID.. en esta zona los países que presenta un alto grado de madurez y penetración son Chile. México y Brasil", sostiene Marchant. La Unión Europea fue, sin duda, pionera en la materia donde la facturación electrónica se estableció en 2001, y desde entonces los países comenzaron su adopción. Ya durante 2006 Logica Consulting realizaba un estudio que daba a la factura en papel una longevidad cercana a los diez años en Europa. Esto se debía, en gran parte, a que muchas compañías operaban internacionalmente y, en muchos casos, se trataba de alianzas en países con menor madurez en la automatización de facturas. Además, según un estudio de la Asociación Europea de Bancos (EBA) e Innopay entre las razones por las que las empresas tienden a mantener en uso la facturación en papel está la mantención de registros, temor al fraude e inmadurez del uso de tecnologías.

Tecnología clave para la adopción

Un requisito esencial para cualquier modelo de facturación electrónica que se implemente, es la incorporación de un mecanismo que permita asegurar la autenticidad del emisor, así como la integridad de las facturas electrónicas emitidas. Una forma de asegurar la autenticidad del emisor y la integridad de los documentos es la utilización de certificados digitales y la incorporación de firma digital en los documentos electrónicos de facturación. La técnica criptográfica de firma digital permite garantizar que el autor de un documento o texto es quién dice ser, además de garantizarle al receptor que el documento no ha sufrido alteraciones desde que fue firmado.
Recuadro :
En el caso de Chile, sólo nos faltan dos meses para que comience a regir la factura electrónica obligatoria para las grandes empresas.

Uno de los grandes desafíos es entender las nuevas implicancias desde el punto de la fiscalización del SII.

BASE DE DATOS

66,9% de la facturación electrónica se hizo a través del portal del SII Sólo un 12,62% se hizo a través de software comercial.

24.153 empresas se suscribieron a la factura electrónica durante 2013. De ellas, 88,5% lo hizo a través del portal de facturación electrónica Mipyme del SII.

247 millones de documentos tributarios electrónicos se generaron durante el año pasado por el Servicio de Impuestos Internos.

2003 fue el año en que Chile dio el puntapié inicial para implementar la facturación electrónica. Sin embargo, otros países de la región han conseguido crecer rápido.

Beneficios y desafios

Las Naciones Unidas a través de "Electronic Invoicing Initiative Update señalan que la facturación electrónica no sólo es beneficiosa para las empresas que la incorporan, su adopción tiene efectos positivos en otros actores importantes de la economía. Por ejemplo, los bancos e instituciones financieras tienen la oportunidad de ofrecer nuevos servicios a sus clientes; las empresas consultoras pueden asesorar a sus clientes en el análisis e implementación del sistema; y, por supuesto, los proveedores de soluciones informáticas tienen la posibilidad ofrecer actualizaciones y capacitaciones, y desarrollar servicios de Facturación Electrónica.

En el caso de Chile, solo nos faltan dos meses para que comience a regir la factura electrónica obligatoria para las grandes empresas y "uno de los temas pendientes en el proceso de implantación de las soluciones de factura electrónica que impactan los procesos y sistemas del ciclo de facturación, es entender las nuevas implicancias desde el punto de la fiscalización del SII y la exposición de las operaciones de cada contribuyentes", concluye Marchant.

Fuente: Pulso