Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

8 de Septiembre, 2015

Bernardo Marchant sobre repatriación de capitales:"La tendencia mundial es que los contribuyentes vayan incrementando sus declaraciones"

Cerca de US$ 50 millones en impuestos han ingresado al Fisco, a septiembre, a través del mecanismo transitorio y voluntario para la declaración de capitales en el exterior, creado al amparo de la reforma tributaria de 2014, según informó ayer el Servicio de Impuestos Internos (SII). La cifra corresponde a más de la mitad de los $ 64 mil millones (US$ 92 millones según tipo de cambio actual) en impuestos proyectados para todo 2015 por este concepto.

La denominada “repatriación de capitales” grava con una tasa única de 8% -vigente sólo por este año- a aquellos bienes y rentas en el extranjero que no hayan sido oportunamente declarados y gravados con los correspondientes tributos a la renta. El plazo para acogerse al beneficio vence el 31 de diciembre de este año y pueden acceder a éste los contribuyentes domiciliados, residentes, establecidos, o constituidos en Chile antes del 1 de enero de 2014.

Ayer el SII informó que a la fecha se han recepcionado un total de 230 declaraciones voluntarias de capitales en el exterior.

Considerando el monto recaudado a partir de un gravamen de 8%, es posible estimar que en lo que va del año los bienes y rentas reportados en el exterior por los contribuyentes bordearían los US$ 625 millones, con una declaración promedio por contribuyente de US$ 2,7 millones.

“Efectivamente estaríamos hablando de cifras en esa magnitud a nivel de capital declarado e impuestos pagados. Eso sí respecto del patrimonio de cada contriuyente los montos podrían ser algo distintos, ya que ahí hay que considerar los gastos que se pueden haber hecho con cargo a una determinada cuenta en el exterior y que también están incluidos en el pago de esos impuestos”, explica el abogado Juan Pablo Cabello, socio Cabello Letonja y Cía.

Sobre la meta

Cabello dice que las cifras del SII permiten anticipar que el número de declaraciones superará las mil, y que la recaudación estará por sobre la prevista. “Esas cifras debiesen superarse con creces, sobre todo considerando que esperamos una alta concentración de declaraciones el último trimestre”, sostiene.

Coincide Gonzalo Polanco, del Centro de Estudios Tributarios de la U. de Chile. Recuerda que “la historia de los países que han implementado estos sistemas, como España, muestra una gran concentración durante el último trimestre así que por cierto es muy razonable esperar más de mil declaraciones en el año”.

Bernardo Marchant, socio de Consultoría Tributaria de EY (ex Ernst & Young), va incluso más allá. “La tendencia mundial en este tipo de prácticas es que los contribuyentes vayan incrementando sus declaraciones de forma exponencial y no sería raro que a fin de año se presenten más de 30.000 casos, como se ha visto en otros países de la Ocde”.

En relación a los montos a recaudar, Marchant afirma que “si la estrategia de la autoridad sigue siendo facilitar y asistir en el proceso de declaración, manteniendo e incrementando la confianza en los contribuyentes, lo más seguro es que la meta se duplique”.

Procedimiento

En relación a lo anterior, Impuestos Internos informó ayer que desde el 1 de octubre el denominado procedimiento de Declaración Jurada Extraordinaria de Bienes, Divisas y Rentas, que hasta ahora se realiza únicamente de manera presencial, podrá efectuarse íntegramente por internet.

Recibida a trámite la presentación de una respectiva declaración jurada, en un plazo máximo de cinco días hábiles el SII entrega un giro para ser pagado por el interesado dentro de los siguientes 10 días hábiles. Esto puede ser realizado en cualquier banco o institución financiera, en moneda nacional, euros o dólares de Estados Unidos.

Fuente: La Tercera