Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

6 de Octubre, 2016

¿Qué viene ahora con la Reforma Tributaria?

Desde el 1990, el sistema tributario chileno se ha modificado 60 veces y en más de la mitad de ellos, los cambios se hicieron permanentes. Los gobiernos de turno han impulsado cuatro grandes reformas y economistas y políticos coinciden en que, de todas ellas, dos han sido las de mayor envergadura. Una es la de 1990, para financiar el programa social del primer gobierno tras el retorno a la democracia. La otra, la de este año, impulsada para financiar la reforma a la educación, la agenda social del gobierno y el déficit fiscal.

Hoy, a dos meses de haber sido aprobada en el Congreso y con las primeras circulares emitidas por el Servicio de Impuestos Internos (SII) para gravar alcoholes y tabaco, en sus estados de resultados del tercer trimestre del año las empresas ya han reportado millones de dólares como costos derivados de la reforma. Y muchas se preguntan qué más queda este año con el nuevo escenario y principalmente lo que viene en 2015, cuando entren a regir modificaciones todavía más relevantes.

La preocupación de las sociedades y sus accionistas por el futuro tributario que se avecina ha llevado a auditoras y estudios de abogados a desarrollar diversas estrategias, lo que se ha traducido en la creación de departamentos y áreas de asesoría por la reforma, redacción de manuales de tributación ad hoc para entender, por ejemplo, el fin del FUT (Fondo de Utilidades Tributables) y las limitaciones a los retiros en exceso. Hasta se han hecho diseños de políticas de dividendos según el sistema de tributación más eficiente y modelos para plantear la repatriación de capitales.

Según los expertos en lo más inmediato hay a lo menos cinco puntos que revisar para estar al día con los cambios impositivos:

1. La partida

Para Bernardo Marchant, partner de Servicios Tributarios EY y ex director de Grandes Contribuyentes del SII durante el gobierno anterior de Bachelet, la partida es que la reforma tributaria se estructura con un régimen transitorio para 2015 y 2016, y que se torna definitivo a partir de 2017, de manera que el diseño de la tributación por parte de las empresas debe considerar el mapa global de modificaciones que se vinculan unas a otras. Con este escenario de cambios, explica, es clave entender el contexto legal tributario en el momento en que se tomen las decisiones que impactarán la variable impositiva.

¿Cuáles son los cambios más relevantes para los primeros meses de 2015? Rodrigo Benítez, socio de BDO Taxí; Legal y presidente del Instituto Chileno de Derecho Tributario, plantea que los cambios ya comenzaron a regir con el aumento del impuesto a los tabacos y a las bebidas alcohólicas y analcohólicas, a lo que se suma el alza progresiva en la tasa del impuesto de primera categoría, que grava las utilidades de las empresas, y a los pagos provisionales mensuales (PPM) que hacen. Luego, agrega, desde el 1 de enero de 2015 se abre la posibilidad a los contribuyentes de declarar los capitales que tienen en el exterior y que no han pagado impuesto a la renta, y de acogerse a una tasa reducida de impuesto global complementario o adicional a no residentes de 32% con crédito por el retiro del FUT (Fondo de Utilidades Tributables) de sus empresas.

Los cambios impactarán en la política de dividendo, la política de inversión, la estructura societaria y el control del cumplimiento en los próximos tres años. Debemos construir un mapa o ruta de los cambios para evaluar su impacto e ir realizando los ajustes necesarios para administrarlos de forma eficiente, dice Marchant.

Benítez aclara que para las empresas, sociedades y sus accionistas la gradualidad de la reforma implica que sus presupuestos deben cambiar, considerando que el gasto tributario será; mayor. Por tanto, cambiarán sus políticas de gastos, de inversión y de reparto de dividendos. Estamos recomendando un diagnóstico tributario para conocer el estado de sus empresas y cómo pueden ajustarse a la normativa, disminuyendo el impacto de los aumentos de impuestos. También recomendamos declarar los capitales en el exterior que no han pagado impuestos en Chile y acogerse a la tributación especial del 32% para retirar el FUT. Además, es importante revisar las eventuales situaciones de las empresas con pérdidas, FUT negativo o FUT acumulado, afirma.

2. La mejor tributación

La reforma tributaria instaló; dos sistemas de tributación para sociedades y empresas de mayor tamaño, con un sólo dueño o atomizadas. Uno es un régimen integrado con atribución de renta sobre base devengada, es decir, sobre dividendos o utilidades sobre los que se tiene título de derecho, aunque el pago no se haya hecho materialmente. Las empresas pagarán un impuesto de primera categoría que sube de 20% a 25% en cuatro años: 21% este año; 22,5% en 2015; 24% en 2016 y 25% en 2017. Ese pago se seguirá usando como 100% de crédito para cuando los socios y accionistas paguen impuesto global complementario (que grava las rentas personales, con tasas de 0% a 35%) o el adicional (para no residentes en Chile, con tasa de 35%).

Marchant explica que este nuevo sistema es un cambio de paradigma en la forma en que hemos venido reconociendo las rentas tributables de sus dueños a nivel del impuesto global complementario (IGC) o adicional. Pasamos de un criterio general de renta percibida a uno que da reconocimiento de la realidad económica, donde no importa la caja y es una variable relevante a considerar en el diseño tributario.

El segundo sistema es semi integrado y mantiene la tributación sobre base percibida para socios o accionistas, es decir, sobre dividendos o utilidades que ingresan materialmente al patrimonio. La tasa de primera categoría subirá a 25,5% a partir del año comercial 2017 y a 27% en 2018. En este régimen, los dueños o socios descontarán del pago del impuesto global complementario o adicional sólo un 65% de lo que su empresa pagó; por primera categoría, según la tasa vigente a la fecha del retiro o distribución del dividendo. Lo relevante es evaluar el impacto del castigo en el uso de los créditos de primera categoría (35%) contra la tributación de socios o accionistas, dice el ex funcionario del SII.

Para los expertos, habrá; que evaluar la estructura societaria y simular los impactos a nivel de dueños, socios y accionistas para concluir si la forma en la cual se organizan los negocios al interior de un holding es eficiente con las nuevas reglas. Se trata de tomar una decisión informada, identificando los impactos de los regímenes opcionales, los cambios en los criterios de uso de pérdidas fiscales, contribuciones de bienes raíces, entre otros, añade Benítez.

No existe un modelo ad hoc todavía. Sin embargo, existe una tendencia natural a nivel de sociedades anónimas de evaluar como alternativa viable el uso del sistema parcialmente integrado, complementa Marchant.

3. Impuestos y gastos

El 10 de octubre el SII emitió; la circular 52 que instruye sobre las modificaciones de la tasa del impuesto de primera categoría, la gradualidad en que entrarán en vigencia y las normas relacionadas con los PPM. Si bien la tasa de primera categoría sube a 25% o 27% el año comercial 2018 (dependiendo del sistema tributario), ese proceso será gradual entre este año y 2017, lo que impactará; en la forma de determinar los pagos provisionales en cada año. Los PPM son un abono o anticipo de los ingresos de la empresa para satisfacer el impuesto anual, por tanto, impacta el capital de trabajo de las entidades, dice el experto de EY.

Será obligación de los contribuyentes recalcular la tasa variable en abril de cada año, según la tasa de primera categoría vigente.

Según un documento emitido por la auditora KPMG, otro cambio relevante que comenzará a regir desde el 1 de enero de 2015 es que el cálculo del exceso de endeudamiento deberá efectuarse anualmente, mientras que para el cálculo de la relación deuda patrimonio 3 a 1 deberá considerarse el total de la deuda del contribuyente, sea parte relacionada o no, con domicilio en Chile o en el extranjero.

Desde octubre de este año, además, también cambiaron las reglas de gastos por cantidades con partes relacionadas. Respecto de cantidades afectas a impuesto adicional (...) que se originen en actos o contratos celebrados con parte relacionada, sólo procederá su deducción en el ejercicio de su pago, abono en cuenta o puesta a disposición, sujeto a que se haya declarado y pagado el respectivo impuesto adicional, señala KPMG.

Marchant precisa que en materia de deducción de gastos, desde enero de 2015 comenzarán a regir cambios en las reglas del reconocimiento del gasto de supermercados y comercios similares, estableciéndose un tope o cantidad superior si antes se informa al SII. Además, la tasa que grava los gastos rechazados subirá a 45%.
Se eliminan los ajustes al costo de los derechos sociales para las reinversiones desde enero de 2015 y cambia el criterio de uso de los intereses y demás gastos financieros destinados a las inversión de acciones, derechos sociales y activos mobiliarios.

4. FUT histórico

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2015 regirá un régimen opcional de tributación sobre rentas acumuladas y retiros en exceso, es decir, sobre una parte del FUT o FUT histórico.

Según el texto elaborado por KPMG, los contribuyentes que hayan iniciado actividades antes del 1 de enero de 2013 y que al término del año comercial 2014 mantengan un saldo en el FUT, podrán pagar un impuesto sustitutivo de 32% de los impuestos finales sobre una parte de ese FUT, opción que deberá ejercerse en el año comercial 2015. El impuesto será de 32% contra el cual procederá la deducción como crédito del impuesto corporativo que hubiese afectado a dichas cantidades, señala. Si se ejerce la opción, la parte del FUT susceptible de acogerse al beneficio será aquella que supere al promedio de los retiros efectuados en los años 2011,2012 y 2013.

Marchant aclara que existe una regla especial para la micro, pequeña y mediana empresa formadas exclusivamente por contribuyentes del impuesto global complementario, donde la tasa del 32% se reemplaza por una tasa equivalente promedio de las tasas marginales que afectaron a los socios, durante los últimos tres años.

Otro cambio es la eliminación de la institución del retiro en exceso desde enero de 2015 y de la aplicación de FUT devengado.

Además, desde enero próximo también habrá; cambios en las normas de reinversión y el experto de EY precisa que otra novedad es que en el caso de un retiro efectuado el año comercial 2015 para reinversión, sólo el 50% se entenderá; como reinvertido y el 50% restante como retiro tributable.

Reforma Tributaria

Fuentes: La Tercera
Segunda parte