Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

9 de Diciembre, 2014

El desplome de la inversión extranjera directa

De acuerdo a los últimos datos publicados por la Cepal, las entradas de inversión extranjera directa (IED) en 15 países de América Latina y el Caribe disminuyeron 23% durante la primera mitad de 2014 respecto del mismo período del año anterior, alcanzando un total de US$ 85.465 millones, mientras que en el caso de Chile, disminuyeron un 16%, siguiendo la tendencia a la baja iniciada en 2013. La caída se concentró en el sector minero.
Antonio Valenzuela, gerente de Consultoría en Transacciones de EY (ex Ernst & Young), explica que las cifras, para el caso chileno, van en línea con el promedio de la región. “La caída en los precios de las materias primas ayuda a entender la dinámica de la inversión extranjera en nuestro país, sobre todo, teniendo en cuenta la importancia de la industria minera en Chile. Sin ir muy lejos, hace 3 ó 4 años las proyecciones de grandes bancos de inversión para el precio del cobre estaban en torno a US$ 4 por libra y se halaba de súper ciclo de los commodities y la fortaleza de la demanda de China. Hoy el escenario ha cambiado y más bien estamos cruzando los dedos para que el precio no baje de US$ 3. El mercado está tomando conciencia de que viene la parte baja del ciclo. Entonces, las inversiones se resienten”, apunta Valenzuela.
A su vez, estima que todos los sectores primarios de producción de materias primas se ven afectados con este derrumbe, dado que no solamente el mineral rojo ha caído, sino también un conjunto de commodities en la región. “Basta con mirar los precios del oro, petróleo y hierro para ver que se trata de un fenómeno bastante transversal. Y si la minería se resiente, también se sentirán efectos en los proveedores de la minería, que en Chile representan un porcentaje importante de la economía”. Ahora bien, respecto a qué debemos hacer para enfrentar dicha situación, el analista detalla que no es mucho lo que se puede hacer por el lado de los precios, dado que “somos tomadores de precios”. No obstante, alienta a intentar ser más competitivos. Esto es, buscar formas de bajar los precios de la energía, los cuales son una gran traba para el desarrollo de nuevos proyectos.

Fuente: Revista Innovación & Mercado