Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

10 de Diciembre, 2014

"Reforma Tributaria e inmuebles", por Julián Espinoza

Uno de los aspectos abordados por la Reforma Tributaria que afectará a un gran número de personas dice relación con la enajenación de inmuebles.
Lamentablemente, las disposiciones transitorias quedaron redactadas de forma sumamente restrictiva. Veamos un ejemplo. Don Pedro es dueño de dos inmuebles, como persona natural sin contabilidad, que tiene arrendados hace varios años. Uno lo adquirió en el año 2003 y otro en el 2005.
Está tranquilo, pues escuchó que las disposiciones transitorias de la Reforma Tributaria, en caso de una futura venta, le permitirán subir el costo tributario del inmueble adquirido en el año 2005, considerando su valor de mercado a septiembre de 2014 (fecha de publicación de la ley).
Respecto del otro inmueble, adquirido en el 2003, escuchó que tampoco tiene de qué preocuparse, ya que en el futuro podrá enajenarlo libre de impuestos en la medida que cumpla los mismos requisitos que contempla la actual ley de impuesto a la renta (enajenación a no relacionado, no habitualidad y no llevar contabilidad completa). La mala noticia es que don Pedro está equivocado.
Las disposiciones transitorias de la Reforma Tributaria excluyen expresamente a las personas naturales que declaran renta efectiva, sin distinguir si se trata de renta efectiva determinada según contabilidad completa o simplificada, siendo precisamente esta última la situación de muchas personas naturales que, al igual que don Pedro, tienen inmuebles entregados en arriendo.
De este modo, a partir del 1 de enero de 2017 don Pedro quedará sujeto al nuevo tratamiento tributario que la reforma ha introducido para la enajenación de inmuebles, lo que únicamente le permitirá acceder a una exención de UF8.000 (tope concebido para toda la vida), quedando la utilidad por sobre dicho monto afecta, a su elección, a un impuesto único del 10% o bien a reliquidación del impuesto global complementario durante los años en que ha estado en poder del inmueble, con tope de diez años. Será mejor que don Pedro evalúe hacer algo antes del 31 de diciembre del año 2016.

Reforma Tributaria

Fuente: Diario Pulso