Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

8 de Enero, 2015

Paula Warnier: "Veremos un período de Adaptación Relevante Mientras se Espera que la Reforma Entre en Vigencia

¿Cómo analizan el proyecto de reforma laboral?

–Esta reforma trae cambios importantes en la legislación, sobre todo cambiando los cimientos de las relaciones colectivas, pero respecto a los países de la región no es algo grave. No producirá el daño que algunos sectores han visto que esto traerá, aunque sí veremos un periodo de adaptación relevante mientras se espera que la reforma entre en vigencia, que estimamos sería alrededor de octubre del 2016.
¿Habrá un alza de los costos laborales?
–Van a subir los costos operacionales de las empresas, pero esa alza del costo no será tan significativa. Por ejemplo, el economista Joseph Ramos dijo que si el resultado de la negociación daba un reajuste de 1% más el IPC, quizás ahora será de 2% más el IPC, no será de 10%; nosotros estamos de acuerdo con eso. Cuando los trabajadores reclamen por esos derechos colectivos, entendemos que se dará de manera consciente. Mientras las partes actúen de buena fe no debería producirse un perjuicio mayor.
¿Esa buena fe es algo que se ha dado en la práctica al día de hoy?
–Cuando hay dos partes que tienen pretensiones distintas desde luego tiene que haber un conflicto, pero la pregunta es cómo se maneja. La mayoría de las negociaciones colectivas no terminan en huelga, y con el fin de reemplazo en las huelgas las partes deberán llegar a un acuerdo mucho antes, porque el daño que le puede producir a la empresa esa huelga será mucho mayor.
¿Cómo analizan esa medida?
–Chile era el único país de la región que tenía esta opción, por tanto al quedar a la par con la legislación de la zona, podría disminuir el atractivo de invertir en empresas chilenas, cuando los inversionistas atiendan este tipo de cosas.
¿Cómo lo han visto ustedes en sus propios clientes?
–La reforma recién se presentó hace una semana, por tanto nuestros clientes, que son de transacciones, no nos han hecho muchas consultas al respecto. Sí vemos que cuando un cliente o un inversionista quiere invertir en una empresa o adquirirla, el factor tributario o el laboral es relevante, pero no hacen que se deje de invertir. Hay que esperar a ver qué resulta del proyecto, cómo se ajustará el mercado y la reacción de los trabajadores. Eso sí, la incertidumbre por la aplicación de las normas contenidas en la reforma hará que se estanque un poco la inversión en el mediano plazo hasta que termine el proceso de adaptación.
¿Ven un aumento de la sindicalización?
–Donde han existido grupos negociadores es probable que se formen sindicatos, y donde ya existan estos se fortalecerán. Al no poder extenderse los beneficios negociados por el sindicato es probable que aumente la afiliación. La tasa de sindicalización en Chile es baja y creo que producto de la reforma debería aumentar.
¿Qué deberían estar realizando los empleadores hoy?
–Deben mantener buenas relaciones colectivas, lo que es lógico. Además, si no es así es probable que los sindicatos ejercerán derecho a huelga, causando daños a los adquirentes que es lo que nos atañe. Hemos tenido casos de empresas que están en procesos de negociación colectiva mientras estamos haciendo un due diligence, y a nosotros sí nos interesa la relación que tienen los sindicatos con las empresas, por tanto, vamos a indagar cómo se ha dado.
En el caso del piso mínimo, ¿existe un incentivo perverso a la hora de ajustar las remuneraciones?
–Claro que sí. En la negociación no se ofrecerá lo que se pueda, probablemente será un poco menos, porque se sabe que en tres años se negociará sobre ese piso. Con todo, la excepción de poder convenir la rebaja del piso de negociación cuando las condiciones económicas de la empresa lo justifiquen, también sería una buena alternativa.
¿Es posible que los trabajadores acepten un recorte de salarios?
–Volvemos al conflicto. Siempre unos quieren más y otros quieren dar menos. Sí creo que si las empresas están en una buena condición económica se debe también al fruto del trabajo de los empleados, y estos estarán informados de las condiciones de la empresa.
¿Es bueno que se fortalezca la posición de la Dirección del Trabajo?
–La Dirección no solo realizará mediaciones voluntarias y forzosas, también irá asesorando a las partes durante el proceso, lo que podría ser complicado. Sería importante determinar bien cuáles serán las atribuciones de la institución, porque lo que se desprende del proyecto es que será juez y ambas partes.

Fuente: Diario Estrategia