Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

3 de Febrero, 2015

Silvana Trejo: “El aspecto tributario de las empresas pasa a tomar una posición aún más relevante"

Desde que Michelle Bachelet asumió la Presidencia, el concepto de reforma ha estado a diario en la palestra, especialmente la que hace referencia a los cambios tributarios. Entradas en vigencia el 1 de octubre pasado tras un intenso debate, las modificaciones impositivas trascienden la arena política, por lo que lo primero es saber de qué se trata y cómo afectará, particularmente, a las pymes.

Principales cambios
En enero del 2017 se termina el FUT con las siguientes modificaciones:

• Se acaba con los retiros para reinvertir dentro de 20 días, por lo que se deberá tributar todo retiro, distribución remesa de utilidades.
• El llamado carry back se acaba; es decir, ya no se podrán rebajar los impuestos a través de las pérdidas que hasta hoy podían imputarse a las utilidades generadas en el pasado.
• Habrá nuevas normas de control para sancionar con la cláusula general de antielusión cuando una empresa haya sido utilizada para diferir o disminuir la tributación de sus dueños. Las compañías que inviertan en el extranjero deberán informar al Servicio de Impuestos Internos el destino, monto y tipo de la inversión, de lo contrario serán sancionadas.

Además del régimen integrado con la atribución de renta, se incorpora un nuevo sistema de tributación semi integrado que operará con una tasa de 27% de impuesto de primera categoría y un 65% de éste podrá usarse como crédito para pagar el impuesto global complementario. Se podrá optar libremente a cualquiera de los dos.
Para fomentar el ahorro de las personas, se agregan nuevos oferentes e instrumentos de ahorro y la movilidad entre ellos, equiparándolo al tratamiento que actualmente tiene el APV con el fin de abrirlo al mercado.

¿Y las pymes?
Actualmente, las pequeñas y medianas empresas pueden acogerse a un sistema preferencial conocido como el artículo 14ter, el que consiste en la posibilidad de llevar la contabilidad simplificada para tributar sobre la caja libre que generan. Hasta ahora, sólo podía ser utilizado por empresas que, entre los requisitos, tuvieran ingresos promedios anuales a 9.000 UF aproximadamente. La reforma tributaria amplía este universo incorporando a compañías que desarrollen actividades exentas de IVA, organizadas bajo cualquier tipo social y con ingresos promedios de 50.000 UF al año.
Por otra parte, desde enero del 2017, se reduce el impuesto global complementario a 35% y el de primera categoría (dependiente del sistema de tributación semi integrado o con atribución renta) sufrirá un aumento de manera gradual: 21% en 2014; 22,5% en 2015; 24% en 2016; 25% en 2017 bajo el sistema de renta atribuida, y 27% en el mismo año pero bajo el semi integrado.

Para Silvana Tejos, socia de Consultoría Tributaría de EY, “el aspecto tributario de las empresas pasa a tomar una posición aún más relevante, ya que entre los aumentos de tasa y las mayores facultades de fiscalización del SII, los errores del día a día de una sociedad podrían tener efectos impositivos muy altos”. Por esto, recomienda contar con asesoría permanente y agrega: “El aumento de las tasas de primera categoría y los nuevos regímenes generarán recortes en las disponibilidades de caja de las sociedades, ya sea por el mayor pago de impuesto o por los incentivos para realizar mayores retiros que los actuales, por lo que será importante mantener vigilados dichos flujos y así evitar encontrarse en situaciones de estrechez o ausencia de capital de trabajo”.

Fuente: Revista Mujeres Empresarias