Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

26 de Febrero, 2015

Luis Martínez sobre el fin de reemplazo en huelga: “A una mediana empresa le puede costar la quiebra”

Una mirada cautelosa acerca del proyecto de ley sobre reforma laboral tiene Luis Martínez, socio líder de Private Market de EY. Espera que cuando se inicie la discusión se revise con una mirada más acuciosa lo que corresponde a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), ya que algunos aspectos como el fin de reemplazo en huelga podrían terminar perjudicándolas más allá de lo que se estima.

Asegura que las Pymes no salieron más fortalecidas con la reforma tributaria, y recalca que el sistema quedó más complejo.

¿Qué opina del proyecto de reforma laboral presentado por el Gobierno?

Aunque la discusión se iniciará recién en marzo, creo que los alcances generales que se dieron más que incentivar la flexibilidad o el trabajo para los más jóvenes, es más bien de protección del ámbito sindical. Ese es el mayor foco que hasta aquí tienen los grandes titulares, algo que se había previsto antes de que se presentara.

¿Hay aspectos como titularidad sindical, fin de reemplazo en huelga o constitucionales que están haciendo ruido. ¿Cómo ve eso?

Para el mundo de las pequeñas y medianas empresas todo esto de los titulares que trae la reforma tiende a rigidizar. Yo pondría el foco en flexibilizar, pero me da la impresión que el camino que se está siguiendo es lo opuesto. La reforma no es una buena noticia para el mundo de las pequeñas y medianas empresas.

¿Y por qué no es una buena noticia?

Porque al final se tiende a rigidizar y preservar la protección del sindicato a todo evento y no impulsar la flexibilización que es la tendencia mundial con otro tipo de normas, algo que facilitaría la gestión y el emprendimiento. Eso echo de menos.

¿Cómo ve el que los sindicatos se estén potenciando más con esta reforma?

Eso también cae dentro del mismo paraguas porque las pequeñas y medianas empresas son bien sensibles a cualquier costo.
A una mediana empresa le puede costar la quiebra una huelga. Así de simple: una empresa que lleva muchos años operando, si se organizó un sindicato y no se llegó a acuerdo y se rigidizan las posiciones, le puede costar la quiebra porque no tienen estándar para poder resistir más, y eso es preocupante.

Aparte de hacerla más flexible, ¿qué aspectos le incluiría o mejoraría?

El fin de reemplazo en huelga es un tema de definición más filosófica. Creo que los trabajadores tienen derecho a organizarse en sindicatos, pueden votar las huelgas, pero para una Pyme es más complicado. Si se aplica tal cual, sin discriminar, podrían poner en riesgo su continuidad. Entonces, no sé si hay algo peor que eso.

¿Pero no cree necesario que la relación empleador y trabajador debe normarse mejor?

Sí, y eso nadie lo discute que la sindicalización pueda avanzar en el país, eso es así en todos los países más desarrollados, no debería ser un tema. El tema no pasa por ahí. No estamos discutiendo los objetivos, sino cómo se hacen las cosas. Lo que pasa es que coincide que las empresas grandes tienen otro nivel para poder soportar una huelga y se pudiera aplicar esta medida; pero, desde en la mediana empresa el fin de reemplazo en huelga podría terminar siendo una mala medida. Hay que poner énfasis que las pequeñas y medianas empresas deben tener más opciones de trabajo flexible como horario, trabajo a distancia, o formas más modernas de hacer las cosas.

Respecto a las Pymes no reguladas ¿Les impactará de otra manera este proyecto?

No he visto mayor diferencia. La crítica que uno puede hacer en este caso es que no discrimina, no hace excepciones a este mundo con características distintas.

Reforma Tributaria

¿Se hizo más engorroso para las Pymes la nueva legislación tributaria?

Sin duda, sobre todo con lo de régimen general. Y hoy día la prueba está en que se espera que el Servicio de Impuestos Internos emita más de 100 circulares y falta la gran mayoría. Hoy día hay un timing muy complejo con el propio Servicio. Y hay otra cosa, que en el grupo hay una suerte de franquicia para este segmento de empresas no por renta, sino por IVA, donde se amplía el plazo a 60 días para pagar el impuesto, y la verdad yo no sé si eso sea una real beneficio.

¿Para el caso de las empresas que usted dirige, a cuál régimen cree que se van a dirigir cuando deban tributar?

Creo que en gran parte van a estar en el grupo de régimen general y ya estamos trabajando en ayudarles a decidir. Una de las primeras cosas que van a tener que resolver es irse por renta atribuida o semi integrada. Y esas es una decisión de cada rut para 2017. Por ahora sólo están subiendo las tasas.

¿Y por cuál deberían optar?

Esa es una de las mayores complejidades que hemos estado observando. Aquí cada rut debe resolver caso a caso y digo cada rut, porque pueden haber sociedades vinculadas entre ellas y si es así, un rut puede elegir un régimen y otro rut o otro régimen. No hay una receta general. Hay cosas sí que recomendamos tener en cuenta: niveles de resultados que se proyectan, si se contempla reparto de utilidades (si las hay) o los niveles de inversiones o ahorros que quieran aplicar las empresas.

¿Pero según su experiencia, que debería primar?

Tendemos a pensar que si en una empresa preferentemente se reparte lo que se genera año a año, es decir, lo que se generó se repartió, lo más probable es que a ellos les va a convenir el sistema de renta atribuida. Pero la misma empresa, con las mismas condiciones, que en vez de repartir lo que gana prefiere capitalizar, quizás le va a convenir el régimen semi integrado. Hay que analizar cada empresa, en todo caso.

¿Dado lo complejo del nuevo sistema, cree que durará unos 25 a 30 años?

Eso es lo que uno esperaría en un país serio y donde hay gente inteligente que se supone piensa bien las cosas: que las reformas de verdad sean duraderas, sino eso mismo genera una incertidumbre que afecta incluso la inversión.

Fuente: Pulso