Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

16 de Marzo, 2015

Rubén López sobre el cierre ordenado de los estados financieros: “Se ha complejizado el proceso”

El cierre ordenado y oportuno de los estados financieros (EEFF) que reporta una compañía es relevante. Si una firma comienza a demorarse en su entrega de resultados, en el mercado surge inmediatamente el rumor de que algo está pasando, de que quizás hay algún problema grande que no quiere ser informado, asegura el socio de Assurance de Ernst & Young, Rubén López.

Por eso, "hay que estar preocupado que este tema se cierre bien y ojalá se haga en los tiempos históricos", afirmó. Sin embargo, el especialista advirtió que "en el último tiempo hay dos factores que han complejizado lo que es un proceso ordenado de cierre de EEFF".

Uno de los motivos de esto es que este proceso implica que las compañías deben, junto a sus filiales, aplicar las mismas políticas. Es decir, que lo que una firma tiene en su línea del balance en una matriz sea lo mismo que tiene identificado -de la misma naturaleza- en la filial.

Esto está relacionado con la globalización que han desarrollado las empresas, las cuales ahora tienen presencia en diversos países en el exterior.

Debido a ello se puede presentar el problema de que "afuera tienes otros auditores y que la calidad de la gente que prepara la información de sus áreas, de sistemas no es la misma".

El segundo factor relevante es la entrada en vigencia de las normas internacionales de información financiera (IFRS, por sus siglas en inglés). "IFRS demandó mayor revelaciones en cantidad y en calidad, mucho más revelaciones e información mucho más compleja, segmentos de negocios, cómo se manejan los riesgos una compañía, todo eso tienen que arreglarlo". Esto se refleja en el tamaño, por ejemplo, de la información que hoy se entrega al regulador. Antes, los EEFF eran cercanos a las 30 páginas, mientras que ahora giran en torno a 90, explica López.

Comité de revelaciones pese a que el proceso se ha vuelto más complejo, el socio de EY afirmó que "las compañías están más aceitadas hoy día, porque están con todos los temas arriba de la mesa", aseguró.

En este sentido, dijo que es fundamental para salvar las vallas que se enfrentan, la coordinación que desarrollen las compañías para lograr que esto sea exitoso, la cual debe existir durante todo el año. Esto implica que se necesita efectuar mayor inversión en sistemas y en personal.

En segundo lugar, el experto destacó que hay algunas empresas (como Masisa) que han creado un comité de revelaciones. Instancia que se crea bajo el alero del directorio, donde participan uno o dos miembros de la mesa y ejecutivos de la administración que son responsables de generar información en el mercado, y que se dedica exclusivamente a revisar si las revelaciones que está realizando la firma son adecuadas.

Por esto, López agregó que las compañías podrían instalar estos comités para mejorar sus procesos de cierre de estados financieros.

Fuente: Diario Financiero