Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

19 de Enero, 2016

Desinvertir para crecer: Nueva tendencia de las empresas en tiempos de estrechez

En tiempos de debilidad económica, variadas son las fórmulas que utilizan las empresas para maximizar sus recursos y con ello, dar empuje y sostenibilidad a sus compañías.
Para ello, la llamada desinversión —vender la parte menos rentable de una firma, y enviar esos fondos hacia negocios más estratégicos o bien asociarse con otro grupo de empresas— ha tomado fuerza en el último tiempo. Así al menos lo constató un estudio de EY Chile (ex Ernest & Young) denominado "Cerrar el trato: estrategias para aumentar la velocidad y el valor".
El informe, que analizó 800 compañías a nivel mundial entre ellas Chile, asegura que un "74% de las firmas utiliza la desinversión para financiar el crecimiento", mientras que un "66% vio una mayor valorización en el negocio después de su última reinversión".
Para Macarena Navarrete, socia líder de consultoría en transacciones de EY, lo que muestra el estudio es una realidad sin distinción en el mundo. De hecho, la venta de la Compañía General de Electricidad a la firma española Gas Natural Fenosa en 2014, estaría dentro de este cuadro de desinversión, o Cruz Verde a la empresa mexicana Femsa en 2015.
Según la experta, es tradicional que haya muchas transacciones, "pero no que el 75% del mercado esté pensando en vender; que el 75% de las empresas esté pensando en esto es raro (...) están buscando cómo maximizar y, dado que la cosa no está fácil, van a recoger inversiones en negocios que no consideran estratégicos, tomarán esos fondos y los invertirán en negocios estratégicos. Esa es la mayor fuente que lleva a la desinversión en este momento en Chile", asegura.
Crecer con crisis
Según Navarrete, independiente de que el país no esté creciendo mucho "tenemos mucha compra y venta de compañías chilenas, lo cual pareciera ser una paradoja con la mayor desaceleración. Pero cuando hay menores oportunidades, la gente empieza a fijarse en la eficiencia: deshacerse de lo menos crucial e invertir en lo más importante"
Ejemplifica diciendo que esto funciona como una familia: si esta se ve sometida a estrés económico, se empieza a analizar qué es lo principal y qué no, y se descartan cosas, comenta.
Mirada de expertos
Un matiz en los tiempos es el que entrega el socio del estudio Cuevas Abogados, Álvaro Cuevas, pues si bien coincide en que hoy las empresas están focalizándose en aquello que saben hacer mejor, "eso no implica que se estén deshaciendo de aquello que no es lo central de la empresa. Ahora, sí creo que esto llegará, pero es un proceso que podría darse a fines de año o fines de este semestre".
Por su parte, Karlfranz Koehler, abogado socio de Larraín, Rencoret, Urzúa Abogados, asegura que este proceso de desinversión es "frecuente y amplio". Eso sí, dice que si tuviera que ver hoy un fenómeno, hay muchos empresarios en Chile dispuestos a vender sus inversiones en el país e invertirlas afuera. "Las operaciones que vimos en 2015 era de medianas empresas chilenas con valorización de entre US$15 millones y US$60 millones, que vendieron sus compañías acá con el objetivo de hacer caja para hacer inversiones en el exterior", precisa.

Chile

Fuente: La Segunda