Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

5 de Mayo, 2015

"2015: Año de la Mujer en Directorios", por Carolina Eterovic

¿Qué ocurre, en los directorios chilenos, con la falta de protagonismo de las mujeres? Se dice que es más fácil en Chile ser Presidenta de la República que gerente general o directora. Parece ser cierto.
La evidencia internacional muestra que los directorios deben ser balanceados en cuanto a género. En Inglaterra, ninguna empresa del índice bursátil FTSE100 tiene directorios solamente masculinos.
2015 es el año en que se estableció como objetivo lograr que haya un 25% de mujeres en los directorios de estas 100 compañías. En Chile, la brecha es aún importante, pese a que el Gobierno actual incorporó mujeres a los directorios de las empresas del Estado y se presentó una propuesta legislativa de cuotas en las empresas públicas. Esta última medida no necesariamente supone que esto suceda, pero al menos supone sentarse a estudiar el tema.
Es valioso para las compañías contar con un directorio diverso en términos de género. Desde ahí, las mujeres pueden impulsar importantes políticas y mejores prácticas en tomo a temas como el equilibrio de las remuneraciones; el reclutamiento y la promoción; la generación de estrategias de flexibilidad, clave para potenciar la real incorporación de la mujer en la carrera corporativa.
La búsqueda de talentos para la alta dirección supone elegir los candidatos según criterios objetivos de mérito. Por ejemplo, considerando los beneficios de contar con un directorio diverso, lo cual incluye la diversidad de género. Si bien las empresas chilenas enfrentan, en el corto plazo, el desafío de incorporar más mujeres en sus directorios, éstas enfrentan igualmente retos. Para integrar un directorio, hay que contar con experiencia y habilidades, capacitarse constantemente, prepararse en temas cada vez más complejos y estar dispuesto a asumir cargos de alto liderazgo. Asimismo implica, en Chile, horarios que compiten con los que exigen los otros roles que juegan las mujeres.
Hay camino por recorrer.

Fuente: Estrategia