Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

18 de Mayo, 2015

Cristián Molina: “Las empresas deben conocer bien el nuevo proceso tributario”

Los cambios tributarios son una realidad y es el momento de que las empresas se informen sobre los alcances y variaciones que inciden directamente en el negocio. Esa es la opinión de Cristián Molina, socio de Consultoría Tributaria de EY (ex Ernst & Young) quien advierte la necesidad de prepararse para - de esta manera - entender y cumplir con las próximas nuevas normativas. No todas las empresas tienen claro, explica el tributarista, que podrán optar entre dos regímenes: renta atribuida y un sistema integrado parcial. El primero caso implica una tasa de impuestos a las utilidades totales de la empresa de 25%, que se descuenta como crédito al momento de pagar el Global Complementario. El segundo, diferencia entre utilidades retenidas en la empresa y repartidas. El impuesto corporativo será de un 27%, y se podrá usar el 65% del monto total de los dividendos como crédito. Su aplicación también será gradual. “Para una compañía, no basta con informar al Servicio de Impuestos Internos sobre cuál de los sistemas va a elegir, sino que implica, en el caso de una sociedad de responsabilidad limitada, hacer una modificación en los estatutos, publicarlo y después informarlos al SII. En el caso de una sociedad anónima, debe constar en el acta de la junta directiva, eso debe ser publicado para ser informado al Servicio. Todo eso toma tiempo y las empresas deben conocer bien el proceso”, asegura el abogado.
En la práctica, el sistema de renta atribuida consiste en que a los socios o al empresario se le van a atribuir las utilidades anuales producidas por esa empresa al 31 de diciembre de cada año, se hayan o no retirado. En el caso de una sociedad ese resultado tributario se dividirá entre los socios conforme a la participación en el capital o a lo que ellos decidan por escrito, informando oportunamente al SII. Entonces, al atribuir las utilidades, los socios tendrán que pagar sobre ellas el impuesto Global Complementario, aunque éstos no las hayan retirado desde la sociedad o empresa.
A su vez, en el sistema semiintegrado, la nueva Ley de la Renta eleva el impuesto de primera categoría del 25% al 27%. Además, en vez de reconocer el 100% de ese 27% en contra del impuesto Global Complementario que pagará la persona, reconocerá sólo el 65%. Entonces, se tendrá un crédito de 17,55% en contra del impuesto final como persona. En concreto, a partir de 2017 comenzarán a operar tres mecanismos tributarios optativos: renta atribuida, semi integrada y el 14 Ter, que permite, entre otras cosas, que al cabo del segundo año, las Pymes queden exentas del impuesto de primera categoría y solamente tengan que pagar el Global Complementario. En el sistema antiguo, se postergaba la tributación, también se podía presumir que no se retiraba el 100% de las utilidades, pero con el nuevo sistema, en base a la renta atribuida, el 100% que se gana se presume retirado. Eso afectará al capital de trabajo (dinero usado para hacer funcionar una empresa).

Pequeños agricultores

Otro factor importante en la Reforma Tributaria tiene relación con las pequeñas empresas del sector agrícola, que utilizan el sistema de renta presunta. Con la Reforma, los agricultores que tengan más de 9 mil UF en ventas anuales, deberán pasar a contabilidad (renta efectiva). Es decir, se establece un tope de 9 mil UF ($223 millones aproximadamente) para los agricultores, mientras que el tope anterior era de 8.000 UTM ($347 millones), una diferencia cercana a los $120 millones para el pago de impuestos, explicó Cristián Molina.
- Siempre se ha dicho que la Reforma no afectará a las Pymes, tampoco al sector agrícola... - Es muy difícil confirmar esa afirmación. En rigor, todos los sistemas de tributación a partir de la Reforma van a generar cambios sustantivos en la administración de estas empresas. Pero hoy día ¿qué se entiende por Pyme? ¿Una empresa que vende alrededor de 500 millones de pesos al año, es decir, 40 milones de pesos mensuales? Hablemos de cosas serias. Una Pyme que trabaja y está vendiendo cerca de 2 mil millones de pesos es la realidad y esa empresa no está protegida. Creo que hay una distorsión sobre lo que es o no una pyme actualmente.

Reforma Tributaria

Fuente: Diario de Concepción