Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

16 de Junio, 2015

Perú "a la vanguardia" de licencias sociales en minería

Perú, uno de los países mineros más importantes del mundo, ha pasado a ubicarse a la vanguardia en cuanto a las empresas que deben obtener una licencia social para operar, dijo a BNamericas el titular de la unidad global de minería y metales de EY, Mike Elliott.
"Hay un montón de lugares donde tenemos desafíos, pero en mi opinión Perú es el lugar donde [estos desafíos] son más agudos", señaló.
"Creo que gran parte de lo que las empresas pueden hacer –y lo que pueden evitar– puede verse en la práctica en Perú", agregó.
En los últimos meses, se ha intensificado la oposición de las comunidades a la minería a gran escala en Perú, impulsada en gran medida por quienes se oponen al proyecto cuprífero de US$1.700mn Tía María de Southern Copper en Islay, Arequipa.
Sólo el mes pasado, la Defensoría del Pueblo reportó un incremento del número de protestas por tercer mes en mayo, en tanto que los conflictos sociales llegaron a 211.
Además de Tía María, también se registraron manifestaciones contra Antamina, Buenaventura, Volcan, Hierro Perú, Doe Run Perú y la mina Yanacocha de Newmont Mining, en tanto que una huelga nacional incluyó protestas en Minsur, Milpo, Atacocha, El Brocal y Aruntani.

ENORME DESAFÍO
Elliott dijo que las licencias sociales de los proyectos se han vuelto cada vez más difíciles y que representan un enorme desafío, no solo en Perú sino también en otros países.
"No se debe a que el sector no haya logrado avances. El sector ha avanzado enormemente con el paso del tiempo, pero a la vez el grado de dificultad se ha ido incrementando", indicó.
"Hace cinco años estas cosas eran vistas como un nuevo factor, porque no tener una licencia social podría llevar a retrasarse un proyecto. Eso significaba que el flujo positivo de efectivo se postergaba mucho más en el tiempo, lo que disminuye el valor del proyecto, y eso era visto como un retraso que afectaba el valor", explicó.

Fuente: BN Americas