Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

12 de Agosto, 2015

Expertos asumen límite a renta atribuida como un alza implícita del impuesto a empresas a 27%

El gobierno mostró sus cartas en materia tributaria el lunes, anunciando el envío de un proyecto de ley "lo antes posible" para simplificar la reforma aprobada hace casi un año en el Congreso. Así, se busca establecer que el sistema de integración parcial será el régimen general a partir de 2017, mientras que el de renta atribuida será "excepcional" para un número reducido de contribuyentes.

En concreto, el texto legal acotará renta atribuida sólo para empresas cuyos socios, accionistas o dueños sean personas naturales contribuyentes del Global Complementario. Dicho régimen considera un impuesto corporativo de 25% y una tributación máxima personal de 35% pero en base a las utilidades generadas, independiente si han sido retiradas.

Con esto, Hacienda busca acotar la interacción de este régimen con el de integración parcial, que será el general para la mayoría de las empresas del país. Este contiene un gravamen corporativo de 27% y una tributación final de hasta 44,45% para los accionistas, a la que se llega tras la restitución del 35% del crédito por el Impuesto de Primera Categoría pagado.

Y si bien los expertos valoraron el anuncio del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, de simplificar el nuevo régimen tributario, en la práctica los especialistas advierten que hay un alza "implícita" de impuestos para las grandes compañías, al cerrarse prácticamente la posibilidad de que aquellas de mayor tamaño tributen por atribución de rentas.

Para el socio del área legal y tributaria de PwC, Didier Lara, "efectivamente" la limitación a renta atribuida implicará un aumento de impuestos corporativos "para la mayoría de las sociedades".

Tesis que es compartida por el socio líder de Compliance de KPMG, Rodrigo Ávalos: "Lo más grave es que la tributación subirá a hasta 44,45% para los accionistas en integración parcial que, sin los cambios anunciados, podrían haber caído en renta atribuida".

El director de Hermann Consultores, Jorge Hermann, ve que la atribución de rentas se limitará "exclusivamente" a las pyme. "Todos los países OCDE están bajando su tasa de impuestos y convergiendo al 25%. Esto termina creando una gran diferencia entre las pyme y las empresas grandes".

El socio de Tax & Legal de BDO, Rodrigo Benítez, plantea que queda "muy claro" que integración parcial será el sistema general de aquí hacia adelante, lo que involucrará que el piso del tributo de las empresas pasó desde 25% a 27% con los cambios anunciados.

El socio de Tax & Legal de Deloitte, Hugo Hurtado, señala que esta era justamente su "mayor preocupación" cuando se abordaron los eventuales ajustes legales con Hacienda. "Hay muchos grupos de empresas estructurados mediantes holdings en las cuales los accionistas finales no tiene injerencia en cómo éstas están estructuradas y, en consecuencia, quedarían afectos a tasas que pueden llegar al 44,45%".

Mientras que para Bernardo Marchant, socio de Consultoría Tributaria de EY, las personas que estaban con tasas del 25% tenían que atribuirlo a la renta, por lo que "inmediatamente" pagaban Global Complementario. "Entonces, desde el punto de vista del pago, el pago debiera ser mayor", dice.

Tributación de extranjeros
Los especialistas plantean que si bien se simplificó la interacción entre ambos sistemas, no se eliminaron discriminaciones "arbitrarias", como el hecho de que los inversionistas extranjeros con convenio de doble tributación con Chile paguen una tasa máxima del 35%, mientras que los locales a hasta 44,45%.

El socio de Bustos & Cía, Claudio Bustos, plantea que una opción es avanzar hacia la "integración total" entre el impuesto personal y el de las empresas en el sistema general.

La reforma establece que los extranjeros pueden usar como crédito hasta el 100% del impuesto corporativo pagado, mientras que para los locales aquello se limita al 65%.

El socio de Salcedo & Cía Abogados, Marcelo Muñoz, advierte que dicha diferencia se puede considerar "arbitraria y, por tanto, inconstitucional".

Para Álvaro Moraga, socio de Moraga y Cía Abogados, una señal positiva para el mercado hubiera sido elevar el porcentaje de crédito por Primera Categoría que se puede recuperar en integración parcial. "Habrá que ver el proyecto de ley para saber si efectivamente se cumplirá el objetivo de simplificación. Hasta este minuto, es sólo un anuncio de intenciones que es bastante pobre".

La socia de BC Abogados, Paola Cabezas, considera como "insuficientes" las señales dadas para recuperar las expectativas del sector privado, ya que no habría modificaciones "reales" al proyecto.

Reforma Tributaria

Fuente: Diario Financiero