Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

22 de Agosto, 2015

Macarena Navarrete: "Beneficios tributarios al sector energético e incentivos a las empresas para la creación de capital humano, serían de gran ayuda"

Los mensajes que ha mandado el gobierno sobre el rumbo de las reformas y su impacto en la economía no parecen convencer aún al mundo empresarial. Gradualidad en la implementación de los cambios, pero sin renunciar al fondo de los mismos, son conceptos que mantienen presionadas las expectativas de hombres y mujeres de negocios, a la espera de definiciones, dicen, más concretas del Ejecutivo. “Ha habido tantos dimes y diretes que cuesta entender lo que tratan de decir.

"Al final, lo que importa son los hechos concretos”, dice Juan Benavides, presidente del círculo de Finanzas y Negocios de Icare, quien junto a Macarena Navarrete y Jaime de la Barra, ambos directores, encabezará el jueves 3 de septiembre el congreso “Volver al crecimiento”. Recuperar el dinamismo económico y poner al crecimiento como prioridad, serán parte de los objetivos del seminario. Pero las preocupaciones que atraviesan la cabeza de quienes hacen negocios en Chile van más allá y apuntan a recomponer relaciones entre el sector público y el privado. “Hemos estado en un proceso permanente de cuestionamiento de lo que se está haciendo y la verdad es que el volver al crecimiento no estaba siendo tema de la agenda”, dice Benavides.

“Hay algunas señales positivas, pero también otras que son preocupantes. Un aumento de confianza cambiaría el escenario”, agrega Navarrete. En efecto, pues actualmente los índices de confianza empresarial están por el suelo. La última muestra del Indicador de Confianza Empresarial (Imce), que elabora el propio Icare junto a la Universidad Adolfo Ibáñez, revela que en julio alcanzó un nivel de 42,62 puntos, 4,52 puntos bajo el mes pasado, ubicando las expectativas empresariales en un nivel pesimista. “Y en los próximos meses podría ser peor”, dice Jaime de la Barra. “Hoy nuestra economía está inmersa en un ambiente global en el que se ven vientos en contra. La clave es cómo, ante estos vientos en contra, la tripulación acomoda el bote para que no se produzcan efectos negativos”, agrega.

Y en eso, el director de Icare y también socio de Compass Group, apunta a la Presidenta Michelle Bachelet, pero también al rol que pueda jugar el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. “No tengo ninguna duda de que existe la voluntad de arreglar y orientar las velas para que los vientos en contra no nos afecten”, señala De la Barra, a modo de metáfora. “El problema es cuando juntaste la tripulación el día anterior y hay algunos que creen que es mejor bajar las velas y otros subirlas. Ahí, la voluntad no es suficiente. Hay que tener la visión, competencias y estar afiatados”, plantea.

Incentivos y reformas

Para los directores de Icare, más allá del detalle mismo de las reformas estructurales, lo clave para generar confianzas es cerrar pronto estos procesos de discusión y avanzar en medidas que promuevan la inversión y productividad. “Si no existen esos incentivos, y si a lo mejor alguien cree que hay otras materias más importantes que el crecimiento, bueno, probablemente no vamos a ver signos de reactivación”, plantea Benavides.

“Beneficios tributarios al sector energético e incentivos a las empresas para la creación de capital humano, serían de gran ayuda”, complementa Navarrete, socia líder de EY. Pero los directores de Icare también esperan que la discusión sobre las reformas se pueda desarrollar sobre la base de consensos y bajo cierta gradualidad. “Yo creo que algunos cambios son necesarios. Pero ponerse al día en un sólo día, es una cosa que nos puede costar muy caro”, dice Navarrete. Por eso, el énfasis del próximo 3 de septiembre estará en enfocar la discusión hacia el crecimiento. “El ministro Valdés -concluye Benavidestiene tremendamente claro que el crecimiento es la mejor forma de los países de resolver sus problemas”.

Fuente: La Tercera