Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

5 de Febrero, 2016

"Impactos de nueva norma de reconocimiento de ingreso en las empresas", por Chris Heidrich

La gran mayoría de las empresas en Chile genera ingresos a partir de transacciones con sus clientes. Por ende, la nueva norma de reconocimiento de ingreso, bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (“IFRS” por sus siglas en inglés), impactará virtualmente a todas las compañías en nuestro país.

La nueva norma rige a partir del 1 de enero del año 2018, lo que podría llevar a pensar que en este momento no existe la necesidad de tomar acciones específicas, ya que todavía quedan casi dos años para prepararse. Sin embargo, este plazo se hace corto al considerar los impactos que se observarán al aplicar la nueva norma, la cual afectará a casi todas las áreas de las compañías.

¿Por qué una norma contable puede afectar áreas más allá de los aspectos contables? Esto se debe tanto a la información que se necesita para poder contabilizar de forma correcta bajo la nueva norma, como a las decisiones que se toman basado en los ingresos.

Como primera línea, en los estados de resultados, la línea de ingresos recibe mucha atención por parte del directorio, de la alta administración, el público en general y otros usuarios de la información de la compañía.

No va a ser suficiente comunicar a estos usuarios que el ingreso se movió “simplemente por un tema contable”. La transparencia requiere que se den explicaciones detalladas sobre cuáles transacciones se ven impactadas, cómo eso se refleja en los valores y en el momento de reconocimiento de ingreso y cómo hacia el futuro se comportará esa línea muy relevante dentro de la información financiera. Las cifras claves de la compañía (“KPIs” por sus siglas en inglés) como EBITDA se verán afectadas y será absolutamente clave que la alta administración y el gobierno corporativo entiendan y anticipen los impactos.

Dado que la nueva norma requiere mucha información sobre acuerdos contractuales y precios relacionados a estos acuerdos, será necesario contar con input del área comercial. Además, como puede afectar la remuneración del personal, es necesario involucrar a recursos humanos. Así también, el sistema de información va a tener que procesar y generar una gran cantidad de data, por lo cual el involucramiento del área de TI es necesario y el sistema de control interno de la compañía debe ajustarse.

La nueva norma no solamente requiere más enfoque en la realidad comercial de las transacciones, sino que también el uso de mayor grado de juicio por parte de la administración. Este juicio se debe basar en datos históricos disponibles y otros inputs relevantes, por lo cual la administración tendrá que procesar y entender mucho más información de lo que en la actualidad se está usando.

Se espera que la nueva norma afectará especialmente a la industria de telecomunicaciones, bienes raíces, prestación de servicios y retail y cualquier industria que usa un programa de fidelización (“programa de puntos”). Pero por la naturaleza de la norma, casi ninguna compañía podrá escapar de sus impactos. Por ello, es necesario estar preparados.

Fuente: Diario Financiero