Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

8 de Febrero, 2016

Expertos aseguran que la economía seguirá desacelerada durante 2 años

El Banco Central confirmó lo que los economistas anticiban: que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) del mes de diciembre pasado “vendría bajo”. Y así fue. Ya que según el instituto emisor, el Imacec se expandió 1,5% en comparación con igual mes del año anterior.

Este indicador es una estimación que resume la actividad de los distintos sectores económicos en un de terminado mes, a precios del año anterior. Su variación interanual constituye, a su vez, una aproximación de la evolución mensual del producto interno bruto (PIB). El cálculo del Imacec descansa en múltiples indicadores de oferta, así como en estimaciones cuando se carece de información mensual directa.

Respecto a los resultados, la serie desestacionalizada aumentó 0,8% respecto del mes precedente y creció 1,5% en doce meses. El mes registró la misma cantidad de días hábiles que diciembre de 2014.

En este 1,5% incidió, principalmente, el mayor valor agregado de los servicios, efecto que fue atenuado por la caída de la actividad minera.

Agregó el Banco Central que conforme al calendario de difusión de las cifras de Cuentas Nacionales, los resultados preliminares del PIB correspondientes al año 2015, así como las revisiones al primer, segundo y tercer trimestre, serán difundidos el próximo 18 de marzo.

Visiones

Para el economista del Centro de Estudios de Corbiobío, Ariel Yévenes, la desaceleración que Chile enfrenta, que en su génesis aparentaba ser coyuntural, “extenderá sus efectos por todo el 2016 y de este modo, señalará a la economía chilena durante más de dos años con indicadores de crecimiento muy por debajo de su potencial de expansión”.

Sostuvo Yévenes que este rasgo preocupa, pues “no se vislumbran síntomas de recuperación y toda proyección para este 2016 deberá necesariamente ajustarse a la baja. En efecto, dado que la inversión no muestra síntomas robustos de recuperación, resultaría aventurado pensar en una expansión de la actividad superior al 2% en 2016, con efectos que también se extenderían incluso al 2017”.

“Situar una causa única en esto sería erróneo, toda vez que constituye un proceso complejo. Por una parte, los vaivenes de la economía internacional, con un crecimiento visiblemente más lento de China, tiene a la demanda de comoditties a la baja, con precios internacionales evidentemente bajos y una economía mundial menos dinámica; por otro lado, las incertidumbres internas, propias de procesos de cambio profundos que se emprenden en Chile también juegan un rol, sobre todo en la contracción de la inversión, advirtió el economista de Corbiobío.

¿Qué hacer entonces? Yévenes aseguró que frente a lo internacional, para una economía “pequeña y extrovertida” como la chilena no existe mucho margen, “salvo ajustar de manera realista presupuestos en función del escenario más restrictivo”.


Consultado sobre qué hacer en lo interno, Ariel Yévenes aseguró que la respues ta es “activar apoyos a la Pyme, especialmente aquella que puede diversificar aprovechando un dólar más fuerte también es fundamental. Finalmente, colaborar desde todos los sectores a mitigar las incertidumbres propias de los procesos de reforma, con mayor participación, apertura y búsqueda de consensos en sus definiciones es clave para que efectivamente se consolide sistémicamente la recuperación”.

En tanto, Horacio Bustos , economista consultor de EY, comentó que el Imacec de diciembre (1,5%) viene a confirmar las expectativas de los analistas. “Hemos completado dos años con un crecimiento en torno al 2% anual. Las proyecciones a futuro indican que el año 2016 el crecimiento podría ser incluso más bajo”, dijo Bustos.

Indicó además que Chile “estaría entrampado en un período de bajas tasas de actividad, lo que podría abarcar incluso más allá del término del periodo del actual gobierno. El origen de la situación actual es claro y obedece a factores internacionales (fin del super ciclo de los commodities, debilidad europea. etc.) y a factores internos (reformas Tributaria, Laboral, etc.)”.

El tema, sostuvo Bustos, es que “debemos hacer diferente para cambiar la tendencia, en el fondo cual es el país que queremos. Aspecto en el cual hay diferentes visiones en pugna lo que acrecienta las indefiniciones, incrementa la desconfianza e inhibe la inversión”.

Consultado sobre los efectos para la economía nacional y regional, el seremi de Economía, Iván Valenzuela, comentó que “si miramos el Imacec de todo el año 2015 y calculamos en forma aproximada (por que los resultados del PIB se sabrán el 18 de marzo) y se hace una proyección, el PIB de Chile se expandió en 2,1% aproximadamente y eso está dentro de los rangos de crecimientos que estaban planificados durante el año 2015 y entendiendo toda la situación económica que estaba ocurriendo durante ese período”.

Valenzuela hizo hincapié que el menor crecimiento de China también es un factor que impactó en las exportaciones chilenas y particularmente en el Bío Bío.

“El precio del cobre impacta la producción de la minería, en el desarrollo y los ingresos del país”, sostuvo el seremi.

No obstante, Valenzuela comentó que este Imacec de diciembre fue principalmente impulsado por el valor agregado de los servicios. “Y eso quiere decir que tanto Bío Bío como Chile tiene una gran oportunidad que es diversificar nuestra matriz productiva y eso significa potenciar, por ejemplo, a nuestro sector agropecuario, energía, como todos aquellos servicios que le están agregando valor a los productos de la Región”, insistió el seremi de Economía.

Fuente: Diario de Concepción