Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

23 de Febrero, 2016

Operación Renta: Contribuyentes y Asesores: Más enfocados en la obligación tributaria que en la planificación

A la luz de los desafíos que se avecinan en materia tributaria, en una etapa entendida como de transición hacia el nuevo sistema, ESTRATEGIA consultó a seis expertos del área con el propósito de exponer los principales puntos que deben atender empresarios y gerentes, contadores y abogados, para la Operación Renta 2016, que incorpora nuevas medidas de control y fiscalización por parte de un empoderado Servicio de Impuestos Internos. Por su parte, el SII lanzó la semana pasada su campaña para dicho proceso, llamando a los contribuyentes a presentar las declaraciones juradas de renta, incluidas las que recién se estrenan en este ejercicio. En particular, invitó a las empresas de informática, de asesoría tributaria y a las que desarrollan internamente software para generar archivos conteniendo la Declaración Anual de Impuestos a la Renta (Formulario N°22), a realizar la certificación correspondiente para el año tributario 2016. El plazo de presentación de esta declaración vencerá hoy a las 12 PM.

CAMBIOS PRINCIPALES

Lo primero que ya deben tener incorporado los contribuyentes que pagan el Impuesto de Primera Categoría, es que para la Operación Renta 2016 la tasa aumenta desde un 21% a un 22,5%, aplicada sobre las rentas obtenidas durante 2015. Por otra parte, existe una nueva normativa respecto a las pérdidas tributarias. Según explicó Didier Lara, socio del área legal y tributaria de PwC Chile, a partir de este año las pérdidas podrán ser absorbidas tanto por las utilidades tributarias como por las financieras, distinto al anterior criterio que estableció el SII de que solo podía realizarse en base a las primeras. Respecto del tratamiento del Goodwill Tributario, Lara indicó que “en la parte no asignable a algún activo, deberá ser tratado como un intangible no susceptible de amortización”. En tanto, en el caso de las sociedades de personas, los socios tributarán por la totalidad de las utilidades contables que hayan retirado durante el año 2015, independiente de si la sociedad tiene o no utilidades acumuladas en su registro FUT, no siendo aplicable la modalidad de retiros en excesos.

Por su parte, Cristian Molina, socio de Consultoría Tributaria de EY (ex Ernst&Young), llamó a revisar los ajustes que se dieron en la “reforma a la reforma”. “Estos no serán indiferentes en las nuevas instrucciones que se encuentra preparando el SII, para este proceso de abril, siendo uno de ellos la forma como se deberá informar los remanentes del FUT”, explicó Molina, refiriéndose a los contribuyentes que optaron por aplicar la liberación de estos, según la normativa vigente al 31 de diciembre de 2015, pero que vieron ampliado su plazo en la simplificación tributaria.

Adicionalmente, el experto de EY apuntó al uso de los tributos como crédito, ya que para aquellos contribuyentes que sí tengan derecho al uso de estos montos en contra del Impuesto de Primera Categoría, solo podrán utilizar el 50% de su desembolso.

A su vez, Ximena Niño, socia Tax&Legal de Deloitte, puso énfasis en el nuevo tratamiento de los gastos originados en compras de supermercado y comercios similares, y de los gastos incurridos con empresas relacionadas del extranjero.“En este último caso, para que el gasto sea deducible de la base imponible en el año comercial 2015, debe estar pagado a la empresa extranjera en el mismo año, de igual manera para el impuesto adicional respectivo”, advirtió Niño. La experta también sostuvo que a contar de esta Operación Renta, el SII podrá detectar las variaciones patrimoniales que experimenten las empresas y analizar si éstas provocan impacto tributario o no, gracias a las nuevas declaraciones juradas que se incorporan en este proceso.

Entre estas destacan la DJ 1925 relacionada con el Fondo de Utilidades Tributables, la DJ 1924 relacionada con los contribuyentes acogidos a la letra A del artículo 14 ter de la Ley sobre Impuesto a la Renta y la DJ 1913 relacionada con la caracterización tributaria global de la empresa.

Benjamín Bernstein, socio de Tax Advisors, agregó que si bien ya se encontraba vigente para el año tributario anterior la DJ 1851 sobre inversiones, seguros, derechos, activos y otras operaciones en el exterior (denominadas CFC o rentas pasivas), será mucho más importante en este ejercicio, dado que el programa de declaración de rentas en el extranjero en 2015 restó relevancia a la fiscalización de estos fondos. Sobre este punto, Ernesto Gutiérrez, gerente tributario Tax&Legal de BDO Chile, remarcó que “una vez pagado el impuesto (sobre rentas externas regularizadas), comienza el plazo de 12 meses que dispone el SII para fiscalizar la declaración del contribuyente”, por lo que durante 2016 se deberían resolver los conflictos que pudiesen existir al respecto. En otra materia, Gutiérrez recordó que los trabajadores independientes podrán seguir renunciando a cotizar para la pensión y accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, gracias a la Ley aprobada recién en enero, sin la cual estarían obligados a comenzar a aportar desde este año. “Se estableció una prórroga a la opción de no cotizar hasta el año 2017, por lo que sólo a partir del año 2018 se verían obligados a contribuir por el 100% de su renta imponible”, aclaró.

ESQUEMA PARA PYMES

Observando particularmente los cambios más relevantes para las pymes, el experto de PwC destacó los referidos a los gastos incurridos en compras de supermercados, la absorción de pérdidas tributarias y la determinación de los capitales propios tributarios.

En este último se modifica el tratamiento respecto de los valores entregados por los socios, e incorporados al giro del negocio, para evaluar si se consideran formando parte o no del capital propio tributario de la sociedad. También apuntó a la modificación ingresada en la “reforma a la reforma tributaria” en relación a la entrada en vigencia de la renta presunta, otorgando un plazo adicional de un año para seguir acogido al régimen, siempre y cuando a fines de 2016 definan su modalidad tributaria.

“En otras palabras, la posibilidad que otorga es que las empresas que se encontraban acogidos al régimen de renta presunta, puedan hacer los cambios que se requieran para cumplir las nuevas exigencias y, de esa forma, puedan seguir acogidos al régimen”, indicó Lara.

Con todo, los expertos del área tributaria coincidieron en que si bien los regímenes de contabilidad simplificada (14 Ter y Renta Presunta) pueden facilitar el registro de actividad de las pymes, también puede convertirse en un lastre a la hora de buscar financiamiento.

En este sentido, Bernstein explicó que “en la realidad estas empresas, por lo general, financian sus proyectos con deuda bancaria, para lo cual se les exige acompañar un balance de la sociedad”. Adicionalmente, el experto de Tax Advisors indicó que “para los efectos del término de giro, se debe hacer un inventario, lo que se trasuntará en tener los respaldos contables respectivos”.

En la misma línea, Molina señaló que, independiente del sistema de simplificación, las pymes deberán incurrir probablemente en nuevos desembolsos, con el fin de dar cumplimiento a las nuevas exigencias y formalidades en materias de impuestos, las que aún no se encuentras claramente definidas para este segmento. “En otras palabras, la simplificación de la contabilidad no implica simplificación del cumplimiento tributario”, aseguró.

Aun así, Niño sostuvo que generalmente las empresas de menor tamaño, que tienen expectativas de crecimiento, prefieren tener un sistema de contabilidad con normas IFRS (especiales para Pymes), que les simplifique la búsqueda de financiamiento y tributar conforme a un sistema general. “La percepción es que el sistema 14 ter, aunque sea más simple, no fomenta el hecho de que las utilidades se dejen en la empresa sin ser retiradas”, planteó la experta de Deloitte.

Por su parte, Cristián González, socio de Tax&Legal de RSM Chile, manifestó que si bien los bancos se resisten a financiar a empresas que no cuenten con la información contable y financiera suficiente, el SII habilitó la posibilidad de autorizar –mediante mandato– que los bancos e instituciones financieras puedan conocer la carpeta tributaria electrónica del contribuyente, lo que permitiría cumplir con las exigencias para logar el financiamiento necesario.

FUT HISTÓRICO

Observando el tratamiento del FUT histórico, González aseguró que el retiro ha sido lento, dado que gran parte del FUT es “ilíquido”. “Se encuentra en los activos de la compañía o reinvertido en otras empresas del grupo, de manera que la solución de adelantar impuestos resulta poco eficiente cuando la tasa es equivalente o casi equivalente a la tasa terminal del global complementario”, explicó el especialista de RSM, asegurando que financiar su pago con deuda bancaria, incluso, puede ser más caro considerando la tasa de interés involucrada.

De todas maneras, los expertos coincidieron que los arreglos a la norma de beneficio del pago del FUT histórico, realizados en la simplificación tributaria, incentivarán a los contribuyentes a ir diluyendo el registro. “Con el impuesto sustitutivo del FUT, en su versión 2.0, estimamos que ahora sí podría haber incentivos reales a pagar el impuesto y retirar los FUT”, afirmó Niño. Bernstein en tanto, celebró que se ampliara el plazo para acogerse al beneficio (hasta abril de 2017), sobre todo porque se eliminó el orden de prelación en el retiro del FUT. “Posibilita que se acoja parcialmente el FUT de la empresa al beneficio del ingreso no renta para el contribuyente del global complementario, manteniéndose en el resto toda la regulación que establece la Ley 20.780”, apuntó.

¿MAYOR RECAUDACIÓN?

La Norma Antielusión, que comenzó a regir en septiembre de 2015, ha calado hondo en el comportamiento de los contribuyentes, y también en los asesores del área, a la hora de realizar las distintas operaciones con efectos tributarios.

Esta normativa, que permite al SII calificar la planificación del pago de impuestos como simulación o abuso, obligó a ser más cuidadosos con las maniobras tributarias. Según constató Lara “ha habido un cambio en la contratación de los servicios de expertos, los cuales van más dirigidos al cumplimiento tributario que a la planificación”. Asimismo, el experto de RSM aseguró que “hoy en día el rol de los asesores debe cambiar y girar en torno a este sentido, buscando más bien asegurar las operaciones comerciales de los contribuyentes, transitando desde aquellas operaciones no reguladas a aquellas expresamente permitidas”. Niño agregó que el conjunto de modificaciones de la reforma tributaria ha llevado a que, incluso, decisiones que tienen un sentido estricto de negocios sean estudiadas a fondo, para evaluar que no se vaya a incumplir ninguna obligación tributaria. “Más aún, pareciera que muchos no se atreven a tomar decisiones de negocios cuando eventualmente éstas conllevan un ahorro de impuesto”, aseguró.

Reforma Tributaria

Fuente: Diario Estrategia