Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

23 de Febrero, 2016

"Gastos en supermercados", por Mauricio Pérez Wilson

Los gastos incurridos en supermercados siempre han generado controversia cuando se trata de justificarlo tributariamente o el uso del IVA como crédito fiscal. Controversia que tiene su origen, a juicio del gobierno, en el abuso de las compras con factura que realizan las empresas en supermercados y comercios similares. Por eso, la Reforma Tributaria quiso poner freno a esta práctica e incluir como gasto rechazado este tipo de desembolsos cuando no cumplen los requisitos que la misma Ley dispone. En la Ley del IVA se establece que no darán derecho a crédito fiscal los gastos incurridos en supermercados y comercios similares que no cumplan con los requisitos que dispone el inciso primero del artículo 31 de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

Por su parte, la nueva norma del artículo 31° de la Ley de la Renta establece que no procede la deducción de estos gastos cuando no correspondan a bienes necesarios para el desarrollo del giro habitual del contribuyente.

No obstante, podrá llevarse a cabo su deducción cuando no excedan de 5 UTA, siempre que cumpla con todos los requisitos del mismo artículo. En caso que excedan dicho monto, igualmente procederá la deducción, siempre que previo a presentar la declaración anual de renta, se informe al SII el monto en que se ha incurrido en los referidos gastos, así como el nombre y RUT de los proveedores. El SII, por Resolución N°123 de 2015, estableció que esta obligación se entenderá cumplida mediante la declaración de los valores respectivos en la declaración del formulario 29 de todos los meses del año calendario anterior a la presentación de la declaración de Impuesto a la Renta, en que haya incurrido en los referidos gastos.

Por tanto, dado que para compras superiores a 5 UTA es requisito habilitante para la procedencia del gasto que se informe previamente al SII – antes de presentar el formulario 22 – y que esto se hace mediante la presentación del formulario 29, deberá cerciorarse de que esto se cumpla, ya que de lo contrario la sanción sería un impuesto de 35% por gasto rechazado.

Reforma Tributaria

Fuente: Diario Estrategia