Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

26 de Febrero, 2016

EY: Bancos chilenos tardarían dos años en aplicar Norma Contable IFRS 9

Basilea III no es el único cambio regulatorio internacional que se pretende implementar en Chile. Tanto la banca como la SBIF ya están analizando formas de introducir la norma contable IFRS 9, aprobada en julio de 2014 y que entrará en vigencia de manera global el 1 de enero de 2018.

Esta regulación persigue introducir un provisionamiento anti cíclico e implicará nuevos cambios dentro de la banca. Según Rodrigo Leiva, socio de Consultoría para la Industria Financiera de EY, los bancos ya están consultando opiniones acerca de esta norma, con el fin de “diagnosticar la envergadura del proyecto”. En ese sentido, estima que a los cinco bancos más grandes en Chile “puede tomarle dos años en aplicar esta norma y significará un esfuerzo gigantesco para estas entidades”.

En esa línea, precisa que la implementación será más rápida que Basilea III, por un tema de gestión. “Chile es un país que para todas las compañías a excepción de los bancos sigue IFRS. Entonces esta norma es y debiese ser aplicable en las mismas fechas que en Europa, por tanto, el 1 de enero de 2018 debiéramos estar en el fondo implementado.”. El principal efecto que esta norma tendrá en los bancos –y que ya está teniendo en otras entidades en el mundo– es tener provisiones más altas, las que impactarán directamente en los resultados netos.

“Quizás el incentivo va a estar a desarrollar mayor fuerza en su lado de modelaje interno con el objeto de tratar de aprovechar este esfuerzo para otras regulaciones, trabajar dentro de modelos que permitan ser más específicos al riesgo que ellos enfrentan y provisionar no en exceso sino que lo que deberían provisionar, entonces es inevitable que las provisiones puedan seguir aumentando”, indica, agregando que una mejor gestión de riesgos haría más llevadero el impacto.

Fuente: Diario Estrategia