Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

7 de Abril, 2016

"¿Por qué contar con más mujeres en altos cargos?", por Cristián Lefevre

La baja participación de las mujeres en cargos directivos y ejecutivos es una realidad no sólo en Chile, sino que también a nivel mundial. Así lo concluyó el estudio “¿Es rentable la diversidad de género?”, realizado por el Peterson Institute for International Economics y EY.

De acuerdo con el informe -el cual analizó a 21.980 empresas que cotizan en Bolsa en 91 países- un 60% de las compañías encuestadas no cuenta con mujeres en sus directorios y más de un 50% no tiene mujeres en cargos ejecutivos. Esta realidad no es diferente a la local: actualmente el porcentaje de mujeres en directorios en Chile ronda en torno al 5%, lo que ubica a nuestro país entre los cuatro con menos presencia femenina en los directorios a nivel mundial.

Este resultado es preocupante, ante el importante rol que tiene la mujer y la diversidad en general en la construcción de un mejor mundo de los negocios. El reporte lo demuestra claramente en cifras: una empresa que cuenta con un 30% como mínimo de participación femenina podría llegar a aumentar su rentabilidad en hasta un 15%. Por lo demás, la diversidad permite a las compañías entregar soluciones más integrales a sus clientes, entre otros aspectos.

Ante esto, la pregunta es: ¿Cómo aumentar la participación de las mujeres en puestos directivos y ejecutivos? La respuesta es un trabajo conjunto entre el sector público y privado. Como país estamos avanzando. La Norma de Carácter General N°385, por ejemplo, impulsada recientemente por la Superintendencia de Seguros y Valores (SVS), fomenta la diversidad, al preguntar a las empresas su estado y políticas actuales en ese aspecto. Al hacer un autoanálisis de su situación, las compañías buscarán avanzar en caso de no contar con políticas satisfactorias.

Por otra parte, las políticas públicas desarrolladas durante los últimos años, han permitido aumentar la presencia femenina en las empresas públicas, la cual alcanza actualmente un 29,3%, de acuerdo a cifras entregadas recientemente por el Ministerio de Hacienda. A pesar de que esto es un avance, es importante seguir reforzando sobre todo las políticas educacionales en este aspecto. Muestra de esto es que en los países que las mujeres cuentan con un mayor manejo de las matemáticas, tienen mayor presencia en los altos cargos, de acuerdo a los resultados del estudio de EY y el Peterson Institute.

De parte del sector privado es de gran relevancia reforzar las políticas a favor de la participación de las mujeres en altos cargos, sobre todo la flexibilidad laboral. Un resultado muy interesante del reporte del Peterson Institute y EY es que la licencia obligatoria por maternidad no tiene una relación directa con la mayor presencia de las mujeres en las empresas, pero sí fomentar los permisos de paternidad. Esta es una fórmula que sería interesante de explorar, sobre todo al tomar en cuenta la baja tasa de hombres que actualmente usan este beneficio en Chile. Así también es clave contar con mayor acceso y calidad de cuidado infantil, el cual les permita a las madres desarrollarse como profesionales. Este es un tema en el cual se debe avanzar con urgencia. Actualmente, las mujeres representan cerca del 50% de la población mundial y por eso deben ser representadas de forma efectiva tanto en el mundo privado como público. De otra forma es imposible contar con una sociedad equitativa.

Fuente: Diario Financiero