Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

18 de Abril, 2016

"Control del comportamiento agresivo", por Víctor Fenner

Uno de los objetivos centrales de la Reforma Tributaria es el combate a la elusión, particularmente aquella generada por grandes empresas y que se considera "agresiva", sea por los montos de menor tributación involucrados o la audacia desplegada por el contribuyente.

Suele sostenerse que la mayor muestra de lo anterior son las nuevas normas "anti-elusión" (que buscan hacer primar el fondo económico por sobre la forma legal a la hora de los impuestos).

Sin embargo, tales normas no fueron diseñadas para su uso masivo y cotidiano (y así lo han admitido sus redactores), sino para casos de alta connotación, emblemáticos o de gran cuantía (su propio procedimiento garantiza que así sea). Pareciera, más bien, que su mayor impacto será de carácter más bien simbólico, principalmente por su (ya palpable) efecto disuasivo.

Pero existen otros factores que tendrán un efecto operativo mucho más inmediato y cotidiano en la cruzada contra el comportamiento agresivo de los contribuyentes.

Uno de ellos es la entrada en vigencia en Chile de los tratados internacionales de intercambio automático de información entre países, en especial bajo el formato del denominado country-by-country report , que forman parte de la iniciativa liderada por la OCDE para combatir al erosión de la base imponible y la transferencia indebida de beneficios a países de baja carga fiscal (llamada "BEPS", por sus siglas en inglés). Cuando estas normas se encuentren totalmente operativas -lo que ocurrirá hacia el final de esta década-, las autoridades tributarias tendrán, de forma automática, una suerte de radiografía instantánea de los grupos multinacionales: dónde y cómo operan, cuánto ganan, cuántos impuestos pagan, dónde se encuentra su mano de obra, qué cobros intra-grupo realizan, etc. El objetivo: disminuir la dependencia en filtraciones, como la ocurrida en los ya célebres Panamapapers, para conocer el verdadero comportamiento y organización de los grandes grupos económicos.

Un segundo factor es de carácter local -y ha recibido, sorprendentemente, muy poca atención de parte de expertos y medios de comunicación. Se trata de las nuevas facultades de las que goza el SII para liquidar impuestos "por estadística".

Suena extraño, pero desde octubre del año pasado los Directores Regionales pueden ordenar "técnicas de auditoría"para obtener información estadística de cumplimiento tributario (e información económica en general). Si el SII detecta que un contribuyente presenta desviaciones relevantes respecto del universo total, puede tasar la base imponible y liquidar impuestos, siendo la técnica de auditoría empleada antecedente suficiente para ello.

Es difícil estimar el alcance que puede tener esta norma, si el SII decide hacer uso extensivo de ella (y todo indica que lo hará). En la práctica, podría incluso convertirse en una exigencia de precios de transferencia interna (y aun entre contribuyentes no relacionados entre sí), bajo la cual una empresa podría enfrentar una contingencia tributaria solo porque se "sale de la media" de las estadísticas levantadas por el SII.

Todo ello, normas antielusión, BEPS, y liquidaciones "por estadística", pueden erguirse como un verdadero panopticón fiscal, que sin duda forma parte primordial del plan para combatir el comportamiento agresivo de los contribuyentes.

La pregunta (que solo podremos responder cuando las normas hayan estado operativas durante un tiempo) es cómo afectará a la mayoría oculta en este debate: los contribuyentes no agresivos.

Reforma Tributaria

Fuente: El Mercurio