Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

17 de Agosto, 2016

El rol de la auditoría para generar confianza

Un año después de conocerse las circulares 385 y 386 de la SVS, las compañías aún están rezagadas en varios aspectos que son considerados buenas prácticas a nivel internacional. En promedio, las compañías contestaron afirmativamente un 36% de las preguntas del cuestionario, lo que da cuenta de una oportunidad de mejora y espacio para que los directorios trabajen al respecto. Del mismo modo las auditorías toman relevancia si se busca tener datos certeros.

Pese a que es obligatorio enviar el cuestionario completo en forma anual, la implementación de las prácticas de gobierno corporativo sugeridas por la norma son de carácter voluntario. El proceso partió con las respuestas enviadas este primer año, que sirven como un primer diagnóstico. Las compañías ahora deben analizar las brechas y tomar decisiones sobre los temas en los que se quiere avanzar, y definir planes de trabajo concretos que apunten a disminuir las brechas en prácticas que consideren necesarias para su negocio.

Dado el bajo nivel general de cumplimento, los esfuerzos y plazos involucrados no van a ser menores.

Respecto a qué rol cumple la auditoría en el proceso, Diego Balestra, socio de Consultoría EY (ex Ernst & Young) señala que en los mercados desarrollados, el hecho de que el directorio se reúna al menos trimestralmente con los auditores externos es una práctica fundamental y habitual. 'En Chile esta relación es muy baja, sólo un 29% de las compañías cumple con este requisito. La mirada independiente del auditor es esencial para el cumplimiento de las obligaciones del directorio en lo que respecta a los estados financieros', plantea.

La sostenibilidad es uno de los ejes de la normativa, y el primer diagnóstico da cuenta de que las empresas aún tienen un camino importante por recorrer: sólo un 5% de las compañías cumple con este requisito según lo requiere la norma. 'Los directorios no están muy relacionados con las políticas y acciones que toman las unidades relacionadas con responsabilidad social o desarrollo sostenible. Son temas que tradicionalmente han sido considerados menos estratégicos, pero que en la actualidad está demostrando su función central dentro de una organización.

Esta práctica está poco desarrollada en Chile, que está lejos de compararse con mercados desarrollados en los que estos temas son un elemento de discusión recurrente en los directorios', establece Balestra.

La circular anterior no consideraba ninguna buena práctica asociada a sustentabilidad, y hoy 22 de las preguntas tienen relación con elementos de desempeño en medioambiente y su relación con grupos de interés. No sólo en temas de gestión de riego, la norma considera además buenas prácticas en materia de levantar expectativas de los grupos de interés y reportabilidad de desempeño, incorporando elementos de los estándares internacionales en esta materia.

PwC Chile junto al ESE Business School desarrollaron el estudio 'Gobiernos Corporativos en Chile: Una mirada a la implementación de la Norma de Carácter General N° 385', donde se analizan las respuesta de las empresas en el primer año. Con ello establecieron, por ejemplo, que el 69% de las respuestas fueron negativas, tomando en cuenta las 99 prácticas que contempla la normativa.

En el área de funcionamiento y composición del directorio, el 61% de las empresas dijo no tener implementada ni una sola de las prácticas de mejoramiento continuo del directorio. Del mismo modo, sólo un 30% cuenta con un sistema de información en operación que permita a cada director acceder, de manera segura, remota y permanente a todas las actas y documentos tenidos a la vista para cada sesión del directorio de los últimos tres años.

Respecto a sustentabilidad establecen que la gran mayoría de las empresas no cuentan con políticas para transparentar los riesgos relevantes en materia de sostenibilidad (78%), los indicadores de desempeño (82%) y la existencia de metas específicas (87%) en estas temáticas. Solamente una de cada 4 empresas da cuentas anualmente de los grupos de interés.

Pese a ser un tema crítico para el buen funcionamiento de las organizaciones, en promedio el 60% de las respuestas asociadas con el proceso formal de gestión y control de riesgos fue negativa. Las prácticas menos comunes en esta materia fueron las de cuantificar, monitorear y comunicar los riesgos directos e indirectos y la existencia de una unidad de gestión de riesgos. Por otro lado, la gestión de la ética corporativa parece ser una de las áreas con mayor nivel de avance. La promulgación de un código de conducta es una práctica frecuente en las sociedades anónimas abiertas (60% confirman tenerlo).

La NCG 385 previó la posibilidad de que los formularios de autoevaluación sean revisados por parte de un tercero. Sin embargo, las organizaciones bajo estudio no consideraron relevante incorporar esta práctica, pues sólo un 11% afirma que contaron con la evaluación de un tercero.

Fuente: Diario Pulso