Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

18 de Agosto, 2016

Cómo la industria minera enfrenta la debilidad del precio del cobre en Chile

Considerado como uno de los principales motores de la economía nacional, el cobre hoy vive un escenario completo. Las presiones externas como la desaceleración de China o el impacto del dólar en los commodities han significado una caída sostenida en el precio del metal rojo, lo que ha llevado a las compañías a intensificar sus esfuerzos para reducir los costos de producción y que el negocio sea competitivo en el tiempo.

La proyección actual del balance mundial de cobre refinado indica que el mercado permanecería en condición de superávit en los años 2016 y 2017. Según el informe 'Tendencias del mercado del cobre', al segundo trimestre se proyecta un superávit de 175 mil toneladas métricas (TM) en 2016 y de 146 mil TM en 2017, los que representan del orden de 3 a 4 días de consumo a nivel global. Consideradas por las autoridades como magnitudes marginales y de no mediar los recortes de producción anunciados por las grandes compañías para el periodo 2016-2017 dichos superávit evidentemente serían superiores.

'El momento de la industria local está concentrado en mantener niveles de producción, férreo control de costos y maximizar productividad; cualquier consideración de crecimiento permanece cautamente reservada para un periodo no inferior a 18 meses', cuenta Pablo Arancibia, senior manager de Advisory en PwC Chile.

Innovación en el sector

En un entorno de crecimiento más pausado, las empresas han tenido que buscar la manera de hacer sus procesos más eficientes. Esto se ha logrado, en gran parte, gracias a la introducción de procesos innovadores que tienen como principal foco aumentar la productividad y reducir costos, de modo que ante la baja de precios de los metales pudiesen mantener la viabilidad financiera de sus proyectos y operaciones. 'Es deseable que estos esfuerzos empresariales se complementen con regulaciones más eficientes y un mayor análisis de impacto de nuevas iniciativas normativas, de modo que en vez de transformarse en un inhibidor de inversiones, sean un potenciador de éstas.

Como Consejo Minero hemos hecho el esfuerzo de aportar al debate público de regulaciones existentes y nuevas iniciativas, con la visión de una industria minera de largo plazo que pretende continuar empujando el desarrollo del país por muchos años', dice José Tomás Morel, gerente de estudios del Consejo Minero.

A pesar de las previsiones cautas para la minería nacional, hay una serie de proyectos que buscan instalarse en la región de Atacama en los próximos años como son Candelaria 2030, Santo Domingo, Desarrollo de Manto Verde, Rajo Inca, y Nueva Esperanza.

Considerando que tiempo atrás se proyectaba que el país iba a superar fácilmente las 6 millones de toneladas anuales de cobre y aún no lo hemos hecho, y que cada vez se ve más lejos la meta de largo plazo de 8 millones de toneladas, expertos coinciden en que todos los proyectos son necesarios. Ciertamente, esos proyectos tendrían que cumplir con las exigencias ambientales y demás normativa aplicable.

Respecto a lo que viene, las proyecciones apuntan a retomar niveles de US$3 por libra de cobre en 2018-2019, debido a que en ese momento se acabaría la sobreoferta de cobre, explica Javiera Contreras, socia líder de la Industria Minera de EY, quien agrega que el período de debilidad económica a nivel mundial ha golpeado a la economía chilena y a las mineras. Chile tiene el 29% de las reservas mundiales de cobre, con lo cual, expertos anticipan que la inversión vaya acorde a esa cifra. 'Se esperaría que la inversión en nuevos proyectos de cobre en el país represente en torno al 29% de la inversión mundial en el rubro. A partir de la caída de nuestra participación en la producción mundial en años recientes, da la impresión de que, como país estamos perdiendo atractivo, dejando de aprovechar el potencial que nuestras reservas mineras sugieren', agrega Morel.

Escenario actual

Entre las fuerzas que generan presión a la baja del metal está la debilidad de la demanda (particularmente de China que consume el 50% del cobre a nivel global) y la situación económica en EEUU. En el caso de China, las últimas cifras de producción industrial, comercio exterior y anticipos de compra en la industria manufacturera, evidencian que su economía sigue desacelerándose, lo que ha generado expectativas de que se implemente un nuevo programa de estímulo monetario para lograr la meta oficial de crecimiento del PIB de 6,5%. Sin embargo, el elevado apalancamiento de las empresas chinas debilita las políticas gubernamentales de aumento de crédito para fortalecer el crecimiento.

Asimismo, la tendencia a la devaluación del yuan por debilitamiento del comercio exterior con EEUU y Europa, lo que encarece las importaciones de cobre por parte de China, de acuerdo con información del ministerio de Minería.

Arancibia también apunta al crecimiento débil de las economías emergentes y de países en desarrollo como un factor. Ante ello, las compañías se han concentrado en reducir costos, vender activos, adecuar sus carteras de proyectos y reducir deuda para defender el valor de las compañías y su rentabilidad en el corto plazo. Las expectativas actuales son que en el mediano plazo -más allá de 2018- el precio debiera tender a recuperase, sin embargo no es posible adelantar la velocidad con que ello ocurriría.

Fuente: Diario Pulso