Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Eliminado

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Eliminado

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

27 de Febrero, 2017

Due diligence vendedor y las constantes reformas

Como hemos señalado en columnas anteriores, aun cuando el retorno de la inversión de un determinado negocio o actividad es lo que permite a un inversionista tomar una decisión, la definición de compra o venta considera también otros factores, como laborales, tributarios, financieros y ambientales, entre otros.

Comprador y vendedor, durante la transacción, buscan informarse acerca de aquello que pretenden adquirir, e identificar lo que podría resultar en responsabilidad futura, económica y jurídica.

De este modo, es razonable que el comprador exija el análisis de las materias que podrían afectar las variaciones de precio -beneficios o contingencias-, pero ¿no parece más prudente aún que el vendedor conozca cuáles son las deficiencias de su negocio y se anticipe a detectar incumplimientos que podrían disminuir el interés de un inversionista en su activo o derecho?

La respuesta a la pregunta parece ser afirmativa. Entonces, ¿cómo debe el vendedor prepararse en tiempos en que las reformas, especialmente a la ley laboral y tributaria, suelen ser periódicas y su interpretación aún no ha sentado las bases de su aplicación?

Dos conceptos vienen a mi mente: cumplimiento y apoyo de expertos. A través de estos dos elementos, la empresa puede asumir una postura sensata que le permita asumir los desafíos que imponen los cambios, sin perder la adaptabilidad frente a situaciones complejas o adversas, optando por una posición lo suficientemente conservadora, para no correr riesgos innecesarios y osada, para no perder competitividad.

A mi juicio, el “due diligence” vendedor es una buena herramienta que no ha sido tan utilizada en nuestro mercado y que podría suponer un avance en materia transaccional.

Fuente: Estrategia