Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Assurance

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Macarena Navarrete

Macarena Navarrete

Temas tributarios

Diego Pleszowski

Diego Pleszowski

Industria Financiera

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Rubén López

Assurance

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Temas tributarios

Macarena Navarrete

Temas tributarios

Industria Financiera

Diego Pleszowski

Industria Financiera

Ver todos

Sala de Prensa

3 de Enero, 2018

Cómo la reforma laboral nos cambió

MACARENA NAVARRETE, Socia principal EY Chile

Durante 2016 discutimos intensamente sobre los efectos que tendría la reforma laboral propuesta por el gobierno de la Presidenta Bachelet. Técnicos, políticos, partidarios y detractores hicieron pronósticos sobre los efectos que veríamos, tanto con el texto original de la reforma como con el finalmente aprobado. Es interesante ver cómo frente a la aprobación de la norma y su entrada en vigencia, algunas empresas han ido encontrado la forma de plantearse de modo estratégico y visionario frente a los cambios de la reforma que ya nos rige.
Las empresas que han enfrentado los cambios en la normativa laboral de manera más profunda han adelantado significativamente el tiempo con que se preparan para la negociación colectiva a un plazo que no baja de nueve meses y suele llegar a ser un año.
Es interesante poder constatar que la preparación no consiste sólo en ver el fenómeno desde una perspectiva puramente legal laboral, sino entender que el proceso de negociación colectiva ha llegado a ser un proceso que envuelve a la empresa como actor económico complejo. Frente a la real posibilidad de una huelga sin reemplazo, las empresas han empezado a hacer un estudio de sus procesos para comprender cuáles son realmente los procesos que utilizan y cuáles de ellos son críticos. Ese análisis ha llevado a interesantes negociaciones con los trabajadores sobre los equipos de emergencia, llegando a situaciones en que tanto los trabajadores como la empresa alcanzan a comprender que está en beneficio mutuo que ciertos procesos (más allá de los evidentes de seguridad) puedan seguir operando en caso de huelga.
El manejo de las políticas de compensaciones se ha vuelto más sofisticado. Se ha comenzado a distinguir con mayor claridad la importancia entre el valor de las compensaciones ofrecidas y el modo en que se entregan, y el costo que ello tiene para la empresa. Hemos visto inversión en entender que a un mismo costo, el valor entregado puede ser muy diferente y está en manos de ambas partes poder maximizarlo y disminuir así el riesgo de conflicto de larga duración. Las empresas han empezado así a considerar más detalladamente que el manejo de las políticas de compensaciones es clave para poder hacer una propuesta de valor a los trabajadores.
Sumado a todo lo anterior, hemos visto intensificarse el proceso de planificación de largo plazo. Así como la mayoría de las empresas hacen sus planificaciones financieras para períodos de varios años, la planificación de la negociación colectiva ha comenzado a ser vista como un proceso que va más allá de enfrentar un proceso que acaba en unos meses; es vista como un primer paso que tendrá un resultado a partir del cual la empresa se parará para la siguiente negociación colectiva y así en lo sucesivo. Esta visión de más largo plazo permite tomar hoy las decisiones que salvaguardan valor en un largo plazo evitando medidas con visión de corto plazo que pudieran comprometer negativamente el futuro.
En los tiempos que vienen, creo que habrá una diferencia competitiva significativa entre las empresas que entiendan el proceso de negociación colectiva como uno que debe enfrentarse desde una perspectiva multidisciplinaria con visión de largo plazo.

Chile

Fuente: