Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Rubén López

Rubén López

Gobierno Corporativo

Horacio Bustos

Horacio Bustos

Temas regionales

Eliminado

Eliminado

Riesgos corporativos

Federico Morello

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Gobierno Corporativo

Rubén López

Gobierno Corporativo

Temas regionales

Horacio Bustos

Temas regionales

Riesgos corporativos

Eliminado

Riesgos corporativos

Tecnología de la información

Federico Morello

Tecnología de la información

Ver todos

Sala de Prensa

17 de Marzo, 2014

"El gran desafío" por Alicia Domínguez

El objetivo es claro y está consensuado al interior de la Nueva Mayoría: “Encontrar los recursos fiscales que requiera la presidenta para su programa y dar con ellos rápido”.

Recaudar montos adicionales parece algo sencillo de lograr cuando se cuenta con las mayorías parlamentarias necesarias para una rápida aprobación. Lo peligroso, sin embargo, es dejar la reforma tributaria sólo a cargo de ansiosos políticos. Podemos cometer errores que inútilmente posterguen el por todos anhelado crecimiento con equidad. Es imperioso escuchar a los sectores económicos que harán la contribución adicional. No da lo mismo cómo se recauden los pretendidos US$ 8.000 millones… el gran desafío es hacerlo bien.

La gran industria minera chilena se verá, sin lugar a dudas, fuertemente impactada. A los ya conocidos riesgos, se puede sumar el de un cambio tributario mal diseñado en su detalle; la industria no puede quedar -entonces- al margen de la discusión. Sólo con el propósito de enriquecerla, enuncio brevemente algunos puntos de especial interés.

El alza del Impuesto a la Renta de Primera Categoría (IRPC) de 20% a 25% y su gradual entrada en vigencia (entre 2014 y 2017) parecen claros. Que el IRPC siga integrado a los impuestos finales (es decir, que el primero sea crédito contra los segundos), no plantea mucha novedad tratándose del Impuesto Adicional (que es el que pagan los dueños residentes en el exterior de empresas en Chile), en la medida que las utilidades sean real y efectivamente pagadas al exterior. Por lo tanto, la carga impositiva total (sin considerar el Impuesto Específico que sólo afecta a la industria minera) de los inversionistas extranjeros seguiría siendo de 35%. El gran impacto acontece a partir del cuarto año, en que se pretende una tributación sobre base devengada, esto es tributar con una carga total a la renta de 35% haya o no distribución de utilidades al exterior. Por ello, si los flujos que representan aquella utilidad fueron invertidos por la compañía en Chile ¡simplemente no habrá caja para pagar los impuestos!

Es clave, entonces, el tratamiento que se dé a la amortización de las nuevas inversiones; ellas deben necesariamente rebajar la base no sólo del IRPC, sino también del Adicional. Se debe, además, definir si se tributará sobre utilidades financieras o tributarias; el primer camino conduce fatalmente a la doble tributación.

Lo anterior, sólo a modo de ejemplo. Por ello, aun cuando el objetivo político es claro y consensuado, hay un espacio de intervención en la discusión que la industria debe oportunamente tomar.

Chile

Fuente: Qué Pasa Minería