Sala de Prensa

Cristián Lefevre

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Charles A. Bunce

Charles A. Bunce

Assurance

Macarena Navarrete

Macarena Navarrete

Temas tributarios

Diego Pleszowski

Diego Pleszowski

Industria Financiera

Ariel Koch

Ariel Koch

Industria financiera

Ver todos

Negocios, empresas y estrategia EY.

Cristián Lefevre

Negocios, empresas y estrategia EY.

Assurance

Charles A. Bunce

Assurance

Temas tributarios

Macarena Navarrete

Temas tributarios

Industria Financiera

Diego Pleszowski

Industria Financiera

Industria financiera

Ariel Koch

Industria financiera

Ver todos

Sala de Prensa

25 de Mayo, 2018

10 claves al momento de emprender

Aspectos importantes como menos burocracia en programas estatales, impuestos no tan elevados, más uso de tecnologías como Inteligencia Artificial, automatización y blockchain; son claves para que los emprendedores logren desarrollar sus iniciativas. Además de estos elementos, es fundamental contar con el apoyo de universidades y empresas a través de incubadoras, aceleradoras y capitales ángeles, capitales riesgo, etc. Dentro de este contexto, es crucial que las instituciones promuevan el trabajo público-privado con el objetivo de impulsar el emprendimiento y la innovación en Chile.

Instancias como concursos y galardones sirven para fortalecer y motivar a nuestros emprendedores entregándoles conocimientos, reputación y financiamiento. Por ejemplo, el premio “Joven Emprendedor del Año EY y Nestlé 2018”, que fue lanzado este mes y busca reconocer a los jóvenes de entre 18 y 30 años de Chile, Colombia, México y Perú que desarrollen empresas viables e innovadoras, enfocadas en responder a los retos económicos y sociales de sus comunidades y la región de la Alianza del Pacífico.

En este escenario, cabe destacar el estudio Digital Disruption–Threat or Opportunity for Entrepreneurship de EY que identifica las prácticas y políticas que potencian el desarrollo de las iniciativas de los jóvenes emprendedores de las naciones del G20 y compara su rendimiento digital. El análisis entrega diez recomendaciones para fomentarlo, que se engloban en cinco grandes áreas:
Acceso a financiación

1- 2. El primer aspecto es el respaldo al desarrollo y financiamiento de compañías emergentes y de proyectos como las incubadoras o las aceleradoras de startups para jóvenes emprendedores. El otro ámbito se centra en reducir barreras a la inversión para favorecer el acceso de los jóvenes empresarios al capital extranjero.
Cultura emprendedora

3-4. Es fundamental involucrar a la industria en labores de educación, asesoramiento y entrenamiento en el ámbito tecnológico, digital y de gestión de empresas. Además, se debe proteger la propiedad intelectual de los jóvenes emprendedores con disposiciones específicas que fomenten la innovación y la colaboración con grandes organizaciones e inversionistas.

Entorno digital para los negocios
5-6. Las alianzas entre países es clave, por lo que desarrollar un visado para emprendedores entre países del G20 y promover el desarrollo de redes de apoyo para los nuevos emprendedores en los países que actúan como anfitriones en este grupo. Asimismo, es primordial establecer directrices claras en términos de seguridad y privacidad de datos, incluyendo el uso, los derechos y la calidad.
Habilidades digitales y educación emprendedora

7-8. Se debe enseñar el emprendimiento desde el colegio hasta las universidades y escuelas de negocios y priorizar la enseñanza de materias de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, especialmente para las estudiantes femeninas. De igual forma, hay que promover la labor de mentores de jóvenes emprendedores y programas de entrenamiento con la industria y con las redes de emprendimiento.
Base de conocimiento digital y mercado TIC

9-10. Por último, se tiene que fomentar la creación de centros digitales y el desarrollo de redes entre los distintos grupos de interés, incluyendo aquellos con un enfoque sectorial o urbano, así como proyectos de mentoría y entrenamiento de emprendedores. Del mismo modo, hay que respaldar la colaboración entre las universidades y los emprendedores, incluyendo incentivos para los centros universitarios.

Para concluir, si consideremos estos diez factores y el trabajo entre el ámbito público y privado, podremos ir posicionando de a poco a nuestro país como líder y referente en emprendimiento a nivel regional.

Chile

Fuente: